Cicatrices

Admito que he pecado por amarte

Que llego con cicatrices de otras

manos Son tus manos solamente

las que pueden sanar mis llagas

y a ti acudo como siempre. Tu

la que me despoja de mis miedos.

la que lava con cariño mis pecados

La que me deja inocente como un

niño nuevamente, y ambos tenemos

la esperanza,de que esta sea la nueva

oportunidad, en la que te lleve a la

izquierda de mi cuerpo, sin desvios,

sin repetir los viejos desatinos.