El lector de sueños

Desde siempre me sucedía que los sueños al despertar no los recordaba me inquietaba no poder saber que sucedía en ellos. Se decía que «El Ñato el Fronterizo» era el más hábil lector de sueños que jamás había existido.Circulaban mentas de que el sueño más breve soñado era el de Zulema la maestra,un sueño de maestra debe ser hermoso sin duda, pero este de Zulema se llevó las palmas, en tan solo dos palabras enamoró al Ñato y bien pronto se casaron, más quiso el ángel de las Maestras llevarse a Zulema a enseñar al cielo. Entonces el Ñato se dedico a leer sueños ajenos incluyendo los de «laNegra» que supo trabajar en un prostíbulo de campaña y decidió darle retiro a sus caderas, según ella por el reuma pero todos sabían que era para soñar y que el Ñato la leyera la noche entera.Le pedí ayuda al Ñato para saber de mis sueños Esa noche misma se quedó a mi lado en el dormitorio Al despertar a la pregunta que se leía en mis ojos ávido de saber que era lo que soñaba la boca del Ñato le puso a mis oídos la desilusión que no parecía posible siendo él quien estaba a mi lado para leer mi sueño Solo brumas pude ver en tu sueño amigo, indescifrable las brumas grises espesas no daban paso a tus sueños, pero si lo deseas volveremos a intentarlo esta misma noche. Acepté de plano y así el Ñato estuvo a mi lado por 40 noches y las 40 mañanas recibí la misma respuesta decepcionante -Brumas amigo solo brumas hay en tus sueños Decidimos entonces abandonar el intento y me resigné a soñar sin saber que soñaba Meses después la librería de la esquina era un mundo de gente, me acerqué a procurarme información sobre que sucedía, me enteré que el Ñato firmaba la primera edición de su libro «Sueños del Alma» La cola era larga tomé de la estantería un ejemplar para leerlo mientras los autógrafos discurrían de una admiradora a otra del novel escritor de sueños Devoré con avaricia los 40 capítulos de la obra primera del Ñato Eran sueños de amor de una increíble belleza que el autor había plasmado en el libro Justo al llegar a la última línea veo tu nombre escrito inspiradora del libro y de mis sueños

Like what you read? Give Quime a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.