Mjurió Jacobo

MURIÓ JACOBO

Su voluntad fue dejar 40.000 dólares para un buen entierro y una piedra conmemorativa.
Después que se fueron Los últimos acompañantes, la viuda Sara se acercó a una de sus más queridas amigas y Le dijo:-”Estoy segura de que Jaco estará feliz”.
-”Sí, tienes razón”, Le contesta la amiga, “¿pero cuánto costó realmente?”
-”40.000" Le dijo Sara.
La amiga muy sorprendida: “Todo estuvo muy bien, pero 40.000 me parece caro….”
Sara contesta: “1.500 dólares para el funeral, 500 para la sinagoga, 500 para Los bocadillos y Las bebidas y Los otros 37.500 para la piedra conmemorativa.
“¿37.500 dólares por una piedra? ¿Pero de qué tamaño es?”

¡¡¡No confíes en las mujeres aunque se lo des por escrito!!!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.