Cada barrio cuenta Por Eduardo Macchiavelli

¿Por qué decimos que son cien los barrios porteños?.

Basílica de San José de Flores

Aunque la mayoría sabemos que no es así, nadie duda en afirmar que los barrios de la Ciudad de Buenos Aires son cien. ¿Pero entonces de dónde salió esta frase? Para la que hoy vamos a arriesgar una respuesta.

El famoso vals Cien barrios porteños, una creación de Carlos Petit y Rodolfo Scianmmarella, fue popularizado allá por mediados de la década del 40 por el recordado Alberto Castillo. Y fue de una canción acaso que nació la idea. Que rápidamente se propagó por la memoria de todos, queriendo creer que la Ciudad estaba compuesta por esa cantidad de jurisdicciones, y fue así como se popularizó. ¿Pero cuál es su origen en realidad? En sintonía con lo que acabo de decir, para el historiador Aníbal Lomba, la famosa frase que da nombre al vals jamás fue pronunciada con anterioridad a la difusión de la canción públicamente. Y para él, el título no es otra cosa que una licencia literaria de los autores, como el famoso Trianon de Villa Crespo, o las historias de la pobre Milonguita. Después la idea pegó en los habitantes, simplemente porque quisimos creer, y por supuesto gracias al éxito que la canción y los autores tuvieron en la época. “Hoy el tango es prácticamente baile”, dice Tomba, “pero en aquellos años, la radio y las revistas, reproducían las letras de las composiciones que se escuchaban por radio, y fueron haciendo populares ciertas canciones, estribillos o títulos”, como este.

Este barrio formó parte oficialmente del de Agronomía

Pero la diferencia está quizás en la comparación posible entre “los barrios de ayer” y “los de hoy”. Para entonar con vehemencia y emoción “Cien barrios porteños / cien barrios de amor / cien barrios metidos / en mi corazón”, los tangueros tienen que haber sentido la veracidad de esta letra. Para el historiador tiene que ver también con que en aquellos años no existían los barrios tal cual los conocemos ahora. “Para cada uno de los muchachos que vivíamos en las afueras, en el arrabal si se quiere de la ciudad, el barrio era una esquina, una cuadra. Y así, había cien o más barrios en el imaginario”. En la actualidad, en cambio, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cuenta oficialmente con 48 barrios. Hasta 1968 se contabilizaban 46, fijados por la ordenanza municipal 23.698. Los dos últimos en agregarse fueron Puerto Madero (gracias al decreto 106 de 1996) y Parque Chas en diciembre de 2005, “respondiendo al reclamo de los vecinos” que querían separarse de Agronomía. Sin embargo, en el imaginario porteño persiste una suerte de “barriadas virtuales”, zonas de pertenencia que se nombran popularmente como “barrios” pero que no coinciden con ninguna de las jurisdicciones oficiales. Las más conocidas son: Abasto, Barrio Norte, Botánico, Las Cañitas, Bajo Flores, Bajo Belgrano, Once, Congreso, Barrio Parque, Palermo Soho, Palermo Hollywood y Viejo. Y ninguno de los vecindarios en realidad se llama así.

Una fiesta popular que sigue reinventándose y así se festeja en el barrio de Boedo

Tal vez porque las fronteras del corazón, son a veces las que marcan la historia. Por ejemplo en Boedo, los límites son Independencia, Caseros, Avenida La Plata y Loria, pero la gente dice sentirse del barrio aún cuando está afuera de él. Incluso si me preguntan a mí de dónde soy, miro para adentro y digo: “de Flores sin dudar”.

Like what you read? Give Eduardo Macchiavelli a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.