Un paseo de arte Por Eduardo Macchiavelli

Iluminó las calles y su gente en la Peatonal Arroyo.

Un faro de luz, la calle Arroyo se hizo arte. Y con ella el humor de los que estábamos. En la primera edición de #ArteEnLaCiudad. Escuchando una canción, mirando un cuadro. Caminando. Conversando amablemente con amigos, en los tres livings con sillones que montaron en la calle. Con la música de Paulino Estela y Soulville de fondo. En la distancia que va de Suipacha hasta Esmeralda. Bajo la luz del sol que irradia un faro, dejando otros espacios por estar. Como calles peatonales para ir yendo.

La calle Arroyo y sus alrededores son el centro de las más afamadas galerías de arte, distribuidas por el recorrido que va de Juncal y Esmeralda hasta la plaza Carlos Pellegrini. La idea fue acompañar y hacer más disfrutable el paseo por las galerías, durante el circuito Gallery Nights, que se realiza tradicionalmente todos los años pero sin ningún tipo de delimitación en el espacio público. Y esa fue la novedad. La zona constituye también un centro gastronómico. Mientras la calle enamora con su estilo francés y su elegancia arquitectónica, con su arte exhibido en las tiendas de diseño y estupendas galerías. El evento al aire libre, con locales abiertos a la calle duraría hasta las 11 de la noche. Mientras esperábamos la visita guiada que nos llevaría a los distintos espacios de la muestra. Para que la experiencia se volviera más concreta. La edición de este año sumó nuevas galerías y a los espacios culturales de la zona, como el Centro Cultural Jorge Luis Borges. El circuito contó con las exposiciones “Magia Negra”, las obras del artista Agustín Viñas, la fotografía contemporánea de Andrea Alkaky, Fabiana Barreda, Santiago Carrera y María Giménez, las fotografías de Diana Randazzo, una retrospectiva del artista Oscar Vaz, y la admiración de todos. La edición; con el apoyo de Radio Cultural que transmitía en vivo, y la colaboración de nuestro ministerio, en especial de Clara Muzzio y Paula Scauzillo. “Excelente. Que se pueda implementar de esta manera el arte en todo sentido. Como se realiza en casi todo el mundo. Felicitaciones”, fueron algunos de los comentarios que escuché al pasar. La calle Arroyo se hizo arte. No es la única. Por la luz led que da color a los árboles y al paseo. Los primeros jueves de cada mes, habrá otros. Como vitrinas. Para mostrar de nuevo lo que hacemos. En la ciudad. En esa noche en esa calle.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.