Viene el Día del Padre y un “detallito” puede costar 20 días de salario mínimo

A propósito del Día del Padre próximo a celebrarse el próximo domingo 18 de junio, Efecto Cocuyo consultó en varios establecimientos ubicados en la zona comercial de La Candelaria, en el municipio Libertador el precio de tres artículos básicos: un par de medias, una correa y una billetera. Los costos de los productos revelan que hay que “preparar el bolsillo” para hacer un obsequio ese día, ya para regalarle una billetera a papá tendría que destinarse el sueldo de 20 días de trabajo, por ejemplo.

Los precios van de Bs 3.995 a Bs 10.000 si el portabilletes masculino es de cuero. Otro de los accesorios más buscados es la correa o cinturón, que puede valer entre Bs. 3.599 y Bs. 20.000. Las medias siguen estando entre lo más económico del mercado; no obstante, u par se puede comprar en Bs. 2.036.

El aumento salarial que decretó el presidente Nicolás Maduro el pasado 1ero. de mayo ubica el sueldo mínimo en Bs. 15.051, lo que representa un ingreso diario de Bs. 501,66. Esto significa que para alcanzar los Bs. 10.000 que cuesta una billetera, hay que trabajar 20 días y ahorrar lo devengado en ese lapso.

Walter Vaca es dueño de una tienda cerca de la plaza La Candelaria. Aseguró que las ventas cayeron más del 70% desde Semana Santa. “El Día de las Madres no se vendió ni un par de zapatos; por eso mis expectativas para el día del padre son malas”, dijo.

Recordó que en una temporada “buena”, cuando los regalos del Día del Padre eran la regla y no la excepción, vendía franelas, correas, interiores y zapatos. “Este año es fatal, es decisivo. Si no hay un cambio voy a tener que cerrar el negocio, me mantengo con créditos bancarios”, aseguró.

En las vitrinas exhibe billeteras en Bs 10.000, correas al mismo precio y zapatos deportivos que van de Bs. 20.000 a Bs. 40.000, dependiendo del material y la marca.

A tres cuadras está el comercio Sandonys. La dueña vende ropa para damas, caballeros y niños, zapatos, bolsos y morrales de todo tipo. “Ahorita la gente está pendiente de comprar comida”, exclama desde el mostrador.

Una billetera en este local cuesta Bs. 9.800 si es de cuero. Si ampliamos el catálogo de regalos incorporando pantalones y camisas, el sueldo mínimo no alcanza. Una camisa cuesta Bs. 14.900 si es de manga larga. Un pantalónen oferta” llega a los Bs. 14.000.

“La gente no me ha dejado de comprar zapatos, porque tiene la necesidad de no andar descalzo. Yo he tratado de incorporar marcas que antes no traía para poder ofrecer precios más accesibles”, comentó la dueña, que mantuvo su identidad en reserva.

En la zapatería de Evangelina Moret, la caída de las ventas la obligó a reducir la variedad de marcas de 30 a cinco desde enero de este año. “El Día de la Madre fue malísimo. Lo único que vendí fueron unos zapatos de plástico, que es lo más barato que tengo en Bs. 4.500”, afirmó.

La comerciante tampoco duda en decir que si la situación se mantiene tendrá que bajar la santamaría. “No hay poder adquisitivo que soporte lo que estamos viviendo y un negocio no puede sostenerse así. Ya vemos como muchos locales de centros comerciales están cerrando porque pagar un alquiler es imposible. Todos los meses me sube el mismo modelo de zapato hasta Bs. 6.000”, manifestó.

La encargada de una zapatería de la zona, Susana Portales, consideró que aunque el Día del Padre nunca fue tan comercial como el de la Madre, desde el año pasado los clientes no llevan nada para la fecha celebrada en junio. “Siempre vendíamos más el Día de la Madre que el del Padre, pero ahora no vendemos ni para la madre ni para el padre ni para el niño. Para nadie. Las ventas están fatales”, se lamentó.

Todavía no han podido “salir” del lote de zapatos colegiales de una marca reconocida que les llegó el mes pasado. “En una semana, los mismos zapatos colegiales habían aumentado Bs. 2.500. No los pudimos comprar porque ni siquiera habíamos vendido el primer pedido”, dijo.

A su parecer, la falta de producción nacional ataca directamente la solvencia de los negocios. “Aquí no se produce nada, tú haces un pedido y la mercancía llega muy tarde porque si no falta la pega, es porque no encuentran la suela y no pueden armar los zapatos”.