La Cámara Venezolana de la Construcción (CVC), dio a conocer sobre la necesidad de un cambio en las políticas económicas en el país, para poder reactivar el sector productivo nacional.

A través de un comunicado, la CVC exhortó al Gobierno nacional que se ejecuten proyectos y acciones que realmente permitan recuperar la operatividad del área de construcción, al igual que criticaron que se pretenda responsabilizar a los sectores privados, de la grave crisis que atraviesa actualmente Venezuela.

“Rechazamos categóricamente todo intento por responsabilizar al sector productivo nacional de boicotear la economía nacional. La realidad es que estamos cosechando los frutos de haber aplicado de forma sistemática y deliberada, políticas públicas que han empobrecido a la población con la tasa de inflación más alta del planeta, y que han arrinconado al sector privado, persiguiendo y limitando su accionar mediante decretos y leyes que violan nuestros derechos constitucionales”; expone textualmente el documento.

De igual manera, los representantes del sector construcción sostuvieron que el gremio cuenta con una dilatada trayectoria, sustentada por más de 73 años desde su fundación, “tiempo a través del cual ha agrupado a los principales constructores del país, quienes con sus obras — grandes, medianas y pequeñas — han contribuido a desarrollar la Venezuela moderna de hoy, aspecto que ha sido reconocido en todos los ámbitos, nacional e internacional”.

Ante esto, la CVC reitera que “en su carácter de institución profesional y técnica ha promovido constantemente propuestas, estudios, planes, proyectos de leyes, que han sido la razón de ser de la institución y que han coadyuvado a motorizar e impulsar el crecimiento del país, en el campo de la construcción, generando fuentes de trabajo y bienestar social para la familia venezolana”.

Por otra parte, en relación con la restructuración, anunciada recientemente por el Ejecutivo nacional, donde se incluyen las empresas de construcción públicas, empresas productoras de bienes para la construcción y empresas cementeras estatizadas; adscribiéndolas ahora al Ministerio del Poder Popular de Vivienda y Hábitat, además del reconocimiento del Presidente Nicolás Maduro de la corrupción imperante en todas estas empresas, la organización gremial opinó que se “demuestra lo inadecuado, ineficaz e ineficiente del modelo económico impuesto a los venezolanos”.

Asimismo, alegó que “No es cambiando nombres, Ministerios y/o responsables donde se encontrará la solución, es cambiando el modelo económico actual, por uno donde prive la libertad individual y de emprendimiento, donde el sector productivo nacional sea considerado como pilar fundamental de la economía, creando un clima idóneo para poder atraer las inversiones que hoy el país necesita”.

En cuanto a las cifras que se manejan en el sector construcción, la organización señaló que “la siderúrgica está produciendo el 10% de lo que producía al momento de ser nacionalizada; las cementeras menos del 40% y la continua devaluación ha descapitalizado la banca por cual genera una escasez de financiamiento en el mercado. Como consecuencia de ello y de un marco legal adverso, el sector construcción hoy sigue cayendo por veintiochoavo trimestre consecutivo”.

Igualmente, condenan además la pérdida de más de un millón doscientos mil empleos directos, de mano de obra calificada. Para finalizar, exigen al Gobierno nacional a dejar de criminalizar al sector privado, respetar la propiedad y respaldar la libre empresa.

Nueva Prensa