BAJO

KERRY & Co:

Un funcionario del gobierno me había dicho hace meses que para ellos era mejor que ganara el excéntrico y locuaz millonario antes que la Secretaria Clinton. Alegaba que ella estaba preparada para tomar decisiones ya estudiadas sobre Venezuela mientras que Donald tenía que pasar un tiempo aprendiendo a gobernar. Me señalaba que el ataque a los gringos era de la boca para afuera pues han sido los funcionarios del Departamento de Estado, por órdenes de John Kerry, los que lograron estructurar el apoyo a la mesa de diálogo. Tom Shannon fue uno de los “carpinteros” en colaboración con el Vaticano. Maduro ha conversado con él varias veces. Ahora que Kerry hará una parada de cortesía en Caracas en su regreso a Washington desde la Antártica valdría la pena recordarle las palabras de su presidente Obama cuando en julio pasado fue entrevistado en el diario El País de Madrid y solicitaba “un diálogo sustancial”… “Instamos al Gobierno de Venezuela a que acate el Estado de derecho y la autoridad de la Asamblea Nacional, deje en libertad a los presos políticos y respete el proceso democrático, incluidos los intentos legítimos de convocar un referéndum revocatorio con arreglo a las leyes venezolanas”. Bueno que también la Santa Sede recuerde esa intervención de su aliado estadounidense.

RUNRUN.ES