Cualquier parecido a la realidad es pura coincidencia.

Por Estas Calles, un pequeño reflejo de una Venezuela cayéndose a pedazos. Isben Martínez, creador de esta novela, quiso mostrar la realidad de un país por medio de maravillosos actores que hicieron única esta trama. El día a día de su gente, la corrupción de las autoridades, la violación a los derechos, el chantaje, la inseguridad, el racismo, la delincuencia en los adolescentes y un sinfín de motivos que demuestran que desde hace ya muchos años Venezuela se ha estado deteriorando en todos los aspectos. Cada personaje contó de manera cotidiana y sin mucho drama, la situación incómoda y desagradable por la que estaban pasando los venezolanos. Sus protagonistas en primer momento fueron Marialejandra Martín y Aroldo Betacourt pero por la mayor popularidad de la pareja de Franklin Virguez y Gledys Ibarra se le dedicó mas parte de la trama a ellos. Gledys Ibarra con su personaje de Eloina Rangel mostró aquella parte de la mujer venezolana luchadora que vive en un barrio y sale todos los días a trabajar para llevar el pan a su casa y que a pesar de todas las dificultades que se le puede presentar en su vida, su visión de superación no la deja a un lado. Franklin Virguez quien dió vida a Eudomar, con su simpática y picardía atrapó desde el primer instante a la audiencia, expresó un personaje que no se sabe de que lado es o a que bando pertenece, es decir, aquella persona que no es de confiar, se catalogó como “buena gente” y la honradez siempre la tuvo presente, sin embargo, no se sabía en qué momento el podía actuar de forma contraria, se adaptaba a lo que le sucedía y dependiendo de ésto el procedía, de ahí su particular y contagiosa frase “como vaya viniendo, vamos viendo”. Marialejandra Martín como Eva Marina y Aroldo Betancourt como Álvaro Infante fueron esa otra parte de la novela que mostraron la valentía, la justicia y la integridad de este país. Eva Marina siempre voló en contra del viento, no todas sus decisiones fueron acertadas y es lo que en gran parte le da más trama a esta historia y también su actitud de valentía y no dejarse llevar por todas las malas circunstancias que la rodeaba. Quizás nuestra realidad por un lado sigue siendo esa, la gente que aun lucha y apuesta por el bienestar y la justicia en este país pero mucho más allá de eso, también nuestro ambiente esta apoderado por la corrupción, y que mejor muestra de ésto que el personaje de Don Chepe, Arístides Valerio y la Dra. Casado, solo los corruptos y las personas que tienen muchísimo dinero en nuestro país son las que pueden más o menos adquirir buenos bienes y grandes cargos laborales pero todo esto gracias al pueblo. El racismo por doquier, la injusticia por parte de la justicia, tema que fue muy contradictorio en esta novela, por el hecho de que cómo Natalio Vega el famoso “Hombre de la Etiqueta” pedía justicia si el mataba, ¿Con que moral? Pero como todo conlleva a lo otro, en un país donde hay corrupción en los cuerpo policías y en los jueces, ¿Cómo habrá justicia?¿De que otra forma se podía hacer justicia, sino fuera matando?

Las grabaciones de Por Estas Calles duró dos años y ocho meses, desde 1992 hasta 1994, durante todo ese tiempo se pudo denunciar la mayoría de las malas situaciones del país, el cambio y la democracia que tanto pedía el pueblo. Si para ese tiempo el mostrar la realidad de Venezuela duró más de dos años, entonces mostrar la situación de hoy en día duraría muchísimo mas tiempo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.