Comunicación sostenible

“Un buen comunicador puede convertir un mensaje mediocre en un mensaje con impacto, de la misma forma que un mal comunicador puede hacer que un mensaje extraordinario no se escuche o caiga en el olvido”

La comunicación sostenible, es un libro que está a caballo entre ser un manual de oratoria propio de una asignatura universitaria, y un libro de divulgación y “autoayuda” para los amateurs en este bello arte. Y aunque es cierto que no llega a cumplir explícitamente ninguna de las dos funciones, es justo por eso, por lo que encontramos muy valioso este ensayo. El resultado es un estudio que no llega a ser demasiado técnico para el lector curioso, ni desmerece demasiado para un comunicador formado.

“El primer reto de un comunicador es construir un espacio con su audiencia, lo suficientemente cálido, cercano y equilibrado como para que su mensaje quiera ser escuchado, y lo suficientemente técnico y riguroso como para que el mensaje que presente resulte creíble”

Está escrito de una manera que consideramos tremendamente adecuada para este tipo de materias: teoría + ejemplos + práctica. Un gran problema de este formato de libros es que el lector puede sentir esa sensación tan característica una vez leído un libro de autoayuda; “Fantástico, todo lo que aparece aquí es lo que debería hacer, ahora, cómo coño lo hago”

“La autoestima nace de la adecuada y equilibrada identificación de nuestras fortalezas y nuestras oportunidades de desarrollo”

Burgué, Díaz y Pato tratan, dentro de las posibilidades que ofrece una hoja de papel, de resolver el problema, y plantean al final de cada capítulo un cuestionario/guía con la que practicar y reflexionar sobre nuestras capacidades comunicativas y creativas. Es una herramienta realmente potente, que aquellos que venzan a la pereza que da el pensar sobre nosotros mismos y empleen algo de tiempo en completarlo, descubrirán de manera bastante fiable que aspectos tienen que trabajar y cuales están ya preparados para un auditorio.

“En los grandes comunicadores, hay poca improvisación. La mayor parte de las cosas están minuciosamente pensadas y elaboradas”

Nos ha gustado bastante, aun sabiendo que es un libro muy marcado por la época en la que se escribe 2009, el paralelismo y la ejemplificación de las distintas capacidades y recursos que aquí se plantean, en la figura de Obama. Los discursos seleccionados son verdaderamente unas muy buenas referencias sobre las que trabajar los nuestros propios. Este tipo de estructura aporta de dinamismo y ligereza al escrito, hecho siempre de agradecer en temáticas tan manidas y sobadas como lo son la oratoria y la comunicación.

“Nuestra propuesta es que leamos más, que nos abramos a la diversidad, que no sólo tengamos en cuenta las ideas de quienes piensan como nosotros, que mejoremos nuestra formación y que seamos menos sumisos a las opiniones efímeras. Como diría Obama: Yes we can!”

Por último, recomendar por supuesto la lectura a los emprendedores. Es un punto fantástico para comenzar a capacitarse como comunicadores. Pero sobretodo, este ensayo puede llegar a ser muy valioso, si dedicamos tiempo a realizar el trabajo personal que aquí se nos ofrece, de lo contrario, será un libro más que acabará cogiendo polvo en una estantería.