La Soga, contada en un solo plano

Por. José Luis Sánchez Segovia.

Largometraje dirigido por Alfred Hitchcock, maestro del suspenso, La Soga narra la historia de dos jóvenes con carácter intelectual, desafiando sus mentes perfectas por medio de un homicidio realizado por ellos mismos, situación que genera a lo largo de la película distintos conflictos. Desde una visión critica, claramente es una trama sencilla; sin embargo, esto no le quita absolutamente nada de grandioso a esta obra de Hitchcock, ya que la misma está contada de una manera ambiciosa y vertiginosa, todo por medio de un plano secuencia.

Antes de comenzar el análisis de la narrativa cinematográfica en este largometraje vamos a aclarar el concepto de plano secuencia. Esta técnica cinematográfica consiste en realizar una toma sin cortes, de larga duración, en la cual se pueden hacer travellings, diferentes tamaños de planos o ángulos en seguimiento de algún personaje, set de filmación o locación.

La Soga, técnicamente fue una producción complicada por la época en la que fue realizada. La fecha de realización nos lleva a 1947, época en la que fue filmada y donde el cine análogo era lo más actual a disposición de los cineastas activos en esos años. Realizar un plano secuencia en esta situación es un gran reto para la película, pero también resulta un elemento que eleva el valor de esta película y rompe con un lenguaje cinematográfico convencional. El primer problema, y el más grande al se enfrentó la producción de este film, fue que no existía película de grabación lo suficientemente larga para realizar esta historia, narrada en 80 minutos. Alfred Hitchcock tuvo que recurrir a recursos creativos para lograr que este largometraje pudiera contemplarse como si fuera realizado en un solo plano. La Soga cuenta con cortes cada 25 minutos, los cuales Hitchcock solucionó acercando la cámara a superficies planas que cubren toda la toma, como paredes blancas o un plano cerrado a la ropa de nuestros protagonistas.

El resultado de este ambicioso proyecto va más allá de la película, hace mas amplios los límites de la narrativa cinematográfica; existen encuadres básicos como el cerrado o medio, pero el plano secuencia da una visión arriesgada y vanguardista de cómo puede ser contada una historia. La época en la que fue realizado este film no fue óptima porque el cine continuaba creciendo y abriendo sus horizontes; no se puede decir que estaba en pañales, pero claramente no estaba en el tope al que hemos llegado tecnológicamente y que cada día vamos dejando atrás. Sin embargo, Alfred Hitchcock encontró la manera de narrar su película y contarla de la manera que era necesaria para este film. Como director de actores no implicó un reto trabajar con este plano, ya que el largometraje está basado en una obra de teatro y los actores estaban acostumbrados a actuarla en vivo, sin cortes, pero sí era un reto dirigir la fotografía de este film porque la cámara se mantiene en movimiento continuo y debe acomodarse a los movimiento, de los personajes, interactuando sobre el plano. Claramente se puede contemplar la búsqueda continua de planos estéticos y con técnicas fotográficas como el punto de fuga o la profundidad de campo, algo valorable de este largometraje, ya que a pesar del movimiento la cámara se mantiene firme y generando planos visualmente atractivos, con proporciones áureas, esta película le da un twist a la narrativa cinematográfica y demuestra que todo en un largometraje es de suma importancia y sobre todo la manera como está contada; con esto me refiero a lo siguiente; una película es visualmente narrada por medio de la fotografía, la cual nos permite generar distintas sensaciones, nos lleva de la mano para poder entender la historia y en ésta se demuestra el poder del director como creador y narrador de un discurso, ya que él decide por medio de la fotografia que tanto puede saber de la historia y el entorno físico que rodea a la misma, los planos son la voz del director, que nos narra y nos permite ver lo que él quiere ver y trasmitir de su historia.

Alfred Hitchcock decide narra, La Soga por medio de un plano secuencia que favorece absolutamente esta película y le da una narración interactiva al espectador, lo vuelve amigo, observador y cómplice de la película a lo largo de esta narración misteriosa.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated En Cinta CENTRO.’s story.