The Dreamers como gran obra fílmica de Bertolucci por Adriana Arvizu

The Dreamers, o Soñadores en España, es una película del género dramático dirigida por Bernardo Bertolucci y estrenada en el año 2003. Esta obra cinematográfica, del reconocido director italiano, ha sido de sus últimos proyectos, puesto que el último filme en el que Bertolucci participó como director fue en Tú y Yo (Io e Te) en el año 2012. A pesar de ser obra de Bernardo Bertolucci, fue Gilbert Adair quien adapto su libro, titulado The Holy Innocents, en un guión para la realización de este filme.

The Dreamers narra la historia de Isabelle (Eva Green) y su hermano Theo (Louis Garrel), los cuales se quedan solos en París mientras sus padres se van de vacaciones. Así las cosas, deciden invitar a un joven estudiante norteamericano, Matthew (Michael Pitt). Entregados a su libre albedrío, experimentan mutuamente con sus emociones, al igual que su sexualidad y desarrollan una serie de juegos psicológicos cada vez más absorbentes. Enmarcada en el turbulento escenario político francés de la primavera del 68, cuando la voz de la juventud tronaba en toda Europa. Este filme es una historia de autoexploración, en donde los tres jóvenes estudiantes se prueban mutuamente para saber hasta dónde son capaces de llegar.

Encuentro este filme bastante fascinante, no sólo por su temática, sino que también por el contexto en el que se desarrolla, así como las referencias culturales, musicales y fílmicas que hacen a lo largo de la película. Durante el filme se mencionan muchas de mis películas preferidas, entre ellas Bande a part de Godard y Les quatre cents coups de Truffaut.

Bernardo Bertolucci, al realizar esta película, hizo varios comentarios en cuanto al porqué usó a estos tres jóvenes para interpretar los papeles de Isabelle, Theo y Matthew, en donde recalca la naturalidad de cada uno de los actores para interpretar sus respectivos papeles, ya que en varias escenas en donde los tres se encontraban desnudos no hubo mayor conflicto en cuanto al tema; sin embargo, a Bertolucci le pareció un poco redundante el dejar varias de esas escenas, puesto que creía que el filme ya tenía mucho peso por si mismo.

La filmografía de Bertolucci es bastante extensa, con temas muy variados. Son pocos los títulos que he visto de este gran director; sin embargo, me parece interesante cómo, a pesar de haber visto algunas de sus obras, he encontrado relación entre una y otra. Un buen ejemplo sería el filme de Stealing Beauty (1996), en donde el personaje principal, protagonizado por Liv Tyler, tiene bastantes rasgos similares, no sólo con Isabelle en cuanto a su físico, sino que también con Matthew, ya que, como el anterior, la personalidad del personaje principal presenta características, como la curiosidad, inocencia y esta autobúsqueda inconsciente.

En cuanto a mi, The Dreamers fue una película revolucionaria y adictiva, ya que la manera en la que presentan el pequeño mundo en el que viven estos tres personajes me pareció un estilo de vida bastante atractivo y, a su vez, destructivo. Fue gracias a este filme que el cine me empezó a interesar más, en cuanto a sus diferentes contextos y la historia del mismo cine, ya que al ver las diferentes referencias y los saltos visuales entre la época de los personajes y la del filme, al cual se referían, me llamaron mucho la atención y me parecieron muy bien logrados.

Concluyendo ya con este ensayo, me gustaría mencionar que soy consciente de que esta no es la obra más premiada, o la mejor realizada por este legendario director de cine; sin embargo, creo que The Dreamers es una gran película, tanto visual como narrativamente. Considero que es una película que podría gustarle a cualquier cinéfilo o estudiante de cine, por la manera en que esta compuesta y por cómo son utilizados en pantalla las muchas referencias que se hacen a lo largo del filme. Por mi parte, es un filme que recomiendo al lector, con la esperanza que lo encuentre fascinante, como yo lo hice la primera vez que lo vi.