El horizonte, la inclusión

Por: Fabricio Huircapan

El centro de día Despertares es una institución privada que en convenio con la obra social IOMA, atiende a chicos con discapacidades mentales y motrices. Este proyecto es llevado adelante por Laura Parodi desde el 2003, con la ayuda de su familia.

No es un centro de día convencional. Se busca, a través de talleres y actividades, la inclusión de las 58 personas que asisten. En 2006 cambio a visión sobre la discapacidad física o mental y se busca la integración social de quienes las padecen. Esta institución busca romper con la lógica institucional y realizar actividades recreativas como ir al cine, natación o a una radio.

Se tiene en cuenta lo terapéutico pero mas allá de eso, se sabe que quienes concurren allí tienen intereses y gusto particulares como cualquier otra personas por lo tanto se busca personalizar las actividades y no ser obligatorias como en una escuela convencional” dice Laura.

Los “concurrentes”, como el equipo los nombra ya que no son ni alumnos ni pacientes, disfrutan de talleres de teatro, murga, músicas, educación física, terapia asistida con animales, plástica, cocina, musicoterapia, cuento y natación.

Despertares mantiene una constante comunicación con todo su personal a través de reuniones con las pasantes y docentes de los talleres. La mayoría de los que asisten son adultos mayores. El centro cuenta con cinco aulas organizadas según los intereses y el nivel comunicacional, y no por el tipo de discapacidad como se acostumbra. Laura insiste en respetar lo que cada uno quiera hacer: “La idea es que ellos estén bien y que puedan elegir dentro de sus posibilidades qué quieren hacer y qué no”.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.