No vale cualquiera.

Durante esta temporada, nuestra plantilla de League of Legends ha afrontado un total de diecinueve partidos en torneos presenciales: once en ESL Masters y ocho en el reciente clasificatorio español a “Challenger Series”. El bagaje total es de doce victorias y siete derrotas que, honestamente, han sido la clave de nuestro buen desempeño, debido también a una característica que comparten todos nuestros miembros y que sale a la luz especialmente durante este tipo de torneos, la resiliencia, un concepto que explica muy bien Ariadna Ferrás en su articulo.

La resiliencia es la capacidad para hacer frente a las adversidades de la vida saliendo fortalecido de ellas. Es el resultado de un proceso dinámico que varía según las circunstancias, la naturaleza de la situación, el contexto y la etapa de la vida del individuo, que se puede expresar de diferente manera según la cultura (Manciaux et al., 2001). Se obtiene proporcionando el control de las emociones para que la respuesta a los retos sea adecuada y eficaz, y no se vea desbordada por una respuesta emocionalmente excesiva que la convierta en ineficaz o patológica.

Las características fundamentales de la persona resiliente, son las siguientes:

  • Tener seguridad en sí mismos y en su capacidad de afrontamiento.
  • Tener un propósito significativo en la vida.
  • Creer que pueden influir en lo que sucede a su alrededor.
  • Saber que se puede aprender de las experiencias positivas, así como de las negativas.
  • Concebir y afrontar la vida de un modo más optimista, entusiasta y energético.
  • Ser personas curiosas y abiertas a nuevas experiencias.
  • Poseer altos niveles de emocionalidad positiva.

Las personas resilientes hacen frente a las experiencias difíciles utilizando el humor, la exploración creativa y el pensamiento optimista (Fredickson y Tugade, 2003). Este cambio positivo que experimentan como consecuencia del proceso de lucha les lleva a una situación mejor respecto a la que se encontraba antes de ocurrir el suceso (Calhoun y Tedechi, 1999). La resiliencia no elimina los riesgos o las adversidades, pero contribuye a que los individuos nos enfrentemos con éxito ante esas situaciones.” Ariadna Ferrás en su artículo “La superación personal a través de la resiliencia”

Durante los dos años que llevo trabajando en PGM uno de mis principales objetivos ha sido el de introducir de manera natural actitudes y conceptos que promueven el desarrollo de personalidades resilientes, porque en un entorno tan cambiante como son los deportes electrónicos, tanto jugadores como cuerpos técnicos se enfrentarán a adversidades en muchas ocasiones. Para ello me centré en dos principios:

  • Establecer vínculos fuertes entre los miembros: Es en los momentos de adversidad cuando tenemos que dejar ayudarnos más que nunca. Establecer vínculos fuertes con los compañeros de equipo hará que, en los momentos complicados para alguno de los miembros, sea el colectivo quien saque la situación adelante.
  • Evitar ver los sucesos como obstáculos: No se puede evitar que ciertos acontecimientos que nos hacen daño aparezcan, pero sí la manera en que los interpretamos y reaccionamos ante ellos. Aprender a pensar que hay siempre diferentes alternativas ante cada situación que se nos presenta es clave.

En nuestro caso cuando incorporamos a jugadores o entrenadores a nuestra disciplina no lo hacemos fijandonos en características básicas como su rendimiento individual en determinadas competiciones, sino que nos fijamos en la persona y las características que lo definen como individuo. Saber cómo encajará en el grupo y sobre todo saber si está dispuesto a afrontar todas las adversidades que suponen dedicarse de manera competitiva a los deportes electrónicos. Si tras evaluar estas dos cuestiones el resultado es positivo, entonces podemos empezar a trabajar con el individuo. Creo que es esto lo que nos diferencia del resto de organizaciones, la gran importancia que le damos al grupo humano y el proceso tan exhaustivo que seguimos a la hora de incorporar nuevas personas a nuestra plantilla de League of Legends.

Para finalizar quiero responder a algo que la gente se pregunta siempre:

¿Qué pasa en PGM que siempre acaban arriba cuando a priori no deberían?

Bien, creo que en los párrafos anteriores doy bastantes claves acerca de nuestro funcionamiento interno, pero sin duda la máxima es, como dice en el título, que no vale cualquiera para pertenecer a nuestra organización. Buscamos perfiles, en muchos casos únicos, para cubrir cada año una plantilla competitiva que nos permita lograr los objetivos planteados a principio de temporada, y que sean capaces de adaptarse a nuestro sistema. Estamos formados pues, por personas con una gran capacidad de sufrimiento y a las que no les importa dejar a un lado el mérito individual para conseguir el éxito colectivo, como sucedió el pasado domingo en Tenerife.