El milagro Eslovenia

En vóley dicen que no hay lugar para grandes sorpresas. Que los mejores jugadores siempre ganan. Palazo en la nuca para todos, señores… “El milagro Eslovenia” llegó para cambiar los paradigmas del deporte.

Si el año pasado me decías: que sabés de “Eslovenia”?, te mentía… que es una heladería nueva, cheta de Palermo Hollywood, que el mousse de limón era un despelote… por?. Resulta que estos tipos, que hasta el 2015 no aparecían en el radar de los capos de Europa, metieron final de la Euro. Bajaron a Polonia e Italia, se la hicieron difícil a Francia y tiraron todas las fichas del mapa del TEG del vóley mundial. Se independiezó de Yugoslavia en 1991 y como selección de vóley debutó internacionalmente en 2001. De población tienen algunos ñatos más que Mendoza y en cuanto a superficie, sería la provincia más pequeña de nuestro país.

Andra Giani, crack de la era dorada del vóley italiano, con Julio Velasco a la cabeza, agarró el timón de la selección en marzo. La sacó campeona de la Liga de Europa superando a un Polonia B en semis y a Macedonia en la final. Pasó la zona sin hacer ruido, le ganó a Bielorrusia y perdió como tenía que ser ante Polonia y Bélgica. En cuartos, otra vez con los campeones del mundo y… ganó el primer set… el segundo… y hasta ahí llegaron?…2–2 y tie break… chau!, te comieron Kurek y Mika… pero no, BANG BANG! estás liquidado 16–14 y a comer pasteles polacos. Pero ya está? el batacazo se terminó ahí? no señoritas, Italia, que venía con Juantorena, Zaytsev y la ONU completita recibió una paliza en el primer set (25–13), se recuperó en el segundo pero el fuego esloveno siguió encendido y también arafue los tanos ante los Giani Boys. En la final arrancaron 19–25 con Francia, algo lógico, pero cuando los daban por muertos, otra vez salieron a dar la cara, perdieron 27–29 los otros dos, pero se fueron con la frente bien alta.

Y uno trata de explicar esta actuación por algún jugador que la rompió, una camada que se viene. Hasta hace un mes no eran conocidos por estos (Christian) Lares, pero los que tiraron del carro estaban jugando en las mejores ligas europeas. El capitán Tine Urnaut (punta de 27 años y 2,01m.) firmó con Trentino en julio, para reemplazar a un tal Matej Kazijski, Klemen Čebulj (punta de 23 años y 2,02) pasó de Ravenna a Lube Treia, Mitja Gasparini (opuesto de 31 años y 2,02) jugará en el Paris Volley y Dejan Vincic (armador de 29 años y 2,02) con paso por el Skra Belchatow. Eso sí, no estaban en la talla de un Grozer, Zaytsev, Aleksiev, Kurek, Atanasijevic, Mikhailov o Van Dijk por nombrar algunas figuritas. Es más, solo Arnaut figuró en el equipo ideal del torneo.

Esto nos deja un par de cosas para reflexionar. Nació un rival que podría estar por encima nuestro en las competencias internacionales, aunque no llegan con los puntos para el calsificatorio europeo a los Juegos de Río. Pero lo más importante es que se pueden dar grandes sorpresas en el voley, que no siempre gana el que tiene mejor nombre, nos da una esperanza a nosotros, los chotos, de que algún día podemos ser Eslovenia.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.