Cualquier parecido con la realidad es coincidencia…

En el documental “Tiempos de Dictadura” pude observar el régimen en el cual vivían los venezolanos, y me llamo mucho la atención que se puede comparar con la realidad que vivimos actualmente.

La “Junta de Gobierno” se dignó a llamar a elecciones, donde se elegiría una “Asamblea Constituyente” donde compiten tres listas de diputados, el Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI), liderado por Rafael Caldera, el Frente Electoral Independiente (FEI), dirigido por Marcos Pérez Jiménez y Unión Republicana Democrática (URD), encabezado por Jóvito Villalba, que era el que tenía mayor recepción de votos, pero el gobierno de Pérez Jiménez planificó una estrategia para seguir en el poder, anunciando que la “Junta de Gobierno” ha renunciado y así sería nombrado Presidente Provisional de Venezuela por el alto mando militar, y posteriormente es nombrado Presidente Constitucional para el periodo 1953–1958.

El gobierno de Marcos Pérez Jiménez se caracterizó por dirigir el país con eficacia aunque con gran represión, con un gobierno derechista, nacionalista y militarista. Él se quería enfocar en las obras públicas, el crecimiento económico y calidad de vida. Aunque en este período la persecución política era grande, irrespetaban los derechos humanos, no existía libertad sindical, lo cual contrastaba con los avances que vivía el país.

Marcos Pérez Jiménez impone un régimen de censura, la prensa y la radio eran vigilados y se ven obligados a autocensurarse, nunca se trasmitían programas que molestaran al régimen ya que el gobierno tomaría acción en contra de estos. Los partidos políticos combatían desde la clandestinidad para mantenerse en la lucha, hubo muchos militantes políticos presos y hasta muertos por accionar en contra de este gobierno, y no solo los apresaban sino también los torturaban.

El pueblo vivía en silencio, nadie comentaba nada relacionado con la política, el control del régimen sobre la vida de los venezolanos era total y completo. Aunque cuando llegaban los tiempos de fiestas, las personas disfrutaban y celebraban con alegría a pesar de la dictadura en la que vivían, nadie se atrevía a alzar la voz en contra de este régimen. Se vivían problemas sociales que los medios obviamente no publicaban, había mucho analfabetismo y pobreza, el presidente Marcos Pérez Jiménez al parecer solo se enfocaba en la parte económica y política, dejando a un lado al pueblo.

Se puede recalcar que lo único positivo que tuvo el gobierno de Marcos Pérez Jiménez fueron las obras que realizó, como la autopista Caracas- La Guaira, la Ciudad Universitaria de Caracas, los teleféricos de Mérida y el Ávila, el Círculo de las Fuerzas Armadas el Helicoide, La Aula Magna, la construcción de una Plaza Bolívar en cada lugar del país, hizo muchas obras para acabar con el rancho en Caracas. Venezuela era el primer país importador de petróleo, el pueblo se abastecía de bienes importados, lo cual impulso a Venezuela muchísimo, se puede decir que este gobierno fue uno de los más progresistas en la historia venezolana.

Esta época y solo los aspectos negativos se asemeja a la realidad que vivimos en Venezuela hoy en día. Los medios de comunicación se autocensuran por temor a las sanciones que vaya a tomar el gobierno en contra de ellos, como lo vivido en el año 2007 al no ser renovada la concesión al canal RCTV. Los venezolanos nos acostumbramos a vivir sin cumplir leyes o reglamentos establecidos en la constitución, nos volvimos más egoístas y reconocidos afuera del país como “vivos e irrespetuosos”, tanto así que se hacen protestas para que venezolanos en países extranjeros sean devueltos a Venezuela por su conducta. Existen lideres políticos presos como es el caso de Leopoldo López, dirigente del partido Voluntad Popular, quien también es sometido a torturas, a pasar días sin ver la luz del sol. El gobierno cada día se vuelve más autoritario y me atrevería a decir que vivimos en dictadura, ya que no se nos respetan ni los derechos humanos por las condiciones en las que estamos viviendo, en donde el pueblo no tiene comida, medicamentos, productos de primera necesidad, etcétera…El alto costo de la vida en nuestro país es inhumano, llevándonos a sobrevivir en nuestro propio hogar en vez de vivir. Y ¿qué podemos hacer? ¿esperar a que este gobierno caiga por su propia cuenta? o ¿salir a la calle a luchar por el país que queremos?.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.