viñeta robada de la novela gráfica “COOLTURETA”

No sé cuál es el drama de ver TV BASURA, ni la manía por alabar programa “culturales” en que prima un collage de picadas para ir a comer rico en algún pueblo de mierda!… puede que el o la televidente aspiren como buen consumidor a adquirir algo de sabiduría a punta de radiación generada por los rayos catódicos, aunque eso signifique freirse los sesos desentrañando la úblicación del local de “doña juanita” y sus empanadas calduas, o matar las pocas neuronas a punta de nihilismo puro y duro -creo que lo último es menos posible, pues el país sufre una alta tasa de obesidad por sedentarismo y comer mierda pontificada como saludable por los famosos sellos-

los famosos sellos saludables y cero aporte!

Sea cual fuere la razón, pues, la TV BASURA es sincera ya que no aspirar educar al telespectador, ni entregale una tracalada de valores recalentados bajo el prisma de la moral cristiana, sino que es un producto fácil de digirer y que deje satisfecho al pobre trabajador o trabajadora embrutecido por tanta explotación -obvio, el miserable asalariado no desea tirarse en el sillón a mirar la TV para ver un programa que lo obligue a pensar porque para aquello eligio a un montón de weones que legislan en el parlamento y toda esa burrada democrática que ni comprende pero la acepta con gusto-

los voy a emancipar con HAMBRE!!!

Así que veamos la TV BASURA como lo que es y a sido siempre… OPIO, pero opio del bueno y no tanax en polvo del que venden en caulquier pobla para matar a los pobres adictxs a la pasturri (muchos de esos adictxs se engolosinaron viendo porquerías de programas dedicados a la cocina y postales turisticas sobre el campo $hileno, pero no comprendieron que la cultura no se limita a esa pobre visión que entrega la televisión nacional).

Like what you read? Give Juan Salvo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.