Consejos para gestionar tu tiempo

Ilustración de Selina Lim
Saber gestionar tu tiempo te permitirá disfrutar más la vida y elevar tu productividad.

Por Natalie Despot

Todos queremos más tiempo para terminar los infinitos pendientes. Además necesitamos que alcance para hacer deporte, compartir más con la familia y amigos, descansar o aprender otro idioma. Muchas veces dejamos de hacer actividades que nos importan por “no tener tiempo”. Todos deseamos ser más productivos, saludables e íntegros, y eso depende, en gran medida, de cómo aprovechamos nuestro capital más importante: el tiempo.

¿Cómo? Aquí algunos tips:

La productividad no es sinónimo de ajetreo

Muchos piensan que por el simple hecho de sentirse abrumados por la carga de trabajo ya son personas productivas. Lo que sucede, en readlidad, es que no planificaron bien su agenda o hicieron compromisos que en ese momento no convenía hacer. Las personas altamente productivas suelen estar menos ocupadas que las que están sobrecargadas de trabajo y abrumadas.

“Si quieres tener un buen uso de tu tiempo, tienes que saber lo que es más importante y luego darle todo lo que tienes.” —Lee Iacocca.

Primero cumple con el desarrollo personal

Antes de cualquier objetivo laboral están nuestro crecimiento personal. Muchos perdemos tiempo comparándonos con otras personas, deseando situaciones distintas, sin embargo, lo importante es aceptarnos como somos y dar lo mejor de nosotros en la realidad, tal y como nos es dada.

“Tu tiempo es limitado, así que no lo pierdas viviendo la vida de alguien más.” —Steve Jobs.

No confundas lo urgente con lo importante

La clave para la gestión del tiempo es la autogestión. Wn eso sólo tú tienes el control.

“La mala noticia es que el tiempo vuela. La buena noticia es que eres el piloto.” —Michael Altshuler.

Recuerda la regla de 80/20

Ésta indica que el 80 por ciento de la importancia de lo que hacemos en un día cualquiera se encuentra sólo en un 20 por ciento de las actividades. Por lo tanto, si te centras en el cumplimiento de la parte superior del veinte por ciento de las tareas más importantes, te sentirás más productivo y satisfecho al final del día.

“Un hombre obtiene sólo el valor de una semana de un año, mientras que otro hombre obtiene el valor de un año completo de una semana.” —Charles Richards.

¡Usa la bendita agenda!

Los mejor es darle por lo menos una página completa (o pantalla) por día, con espacio asignado para cada hora de trabajo. No se usa sólo para las citas, sino para planear el tiempo que le dedicas a cada tarea (recuerda: empezando por las más importantes).

“Debo administrar el tiempo, no se administrará por sí mismo.” —Golda Meir.

Puntos clave

Escoge tres objetivos para tu día. Sólo tres. No te vayas por las ramas y no empieces por lo fácil sino por lo más importante. Desglosa esas tres metas en actividades y haz una lista.T áchalos a medida que cumples tus tareas. Esto te ayudará a sentirte satisfecho y con más energía para continuar aprovechando tu tiempo.

“Esta vez, como todas las veces, es una muy buena oportunidad, si sabes cómo aprovecharla.” — Ralph Waldo Emerson.

Prioriza

Al lado de cada punto de tu lista de pendientes, asigna una “A” si se trata de un “deber hacer”, una “B” para “hacer” y una “C” para el caso de proyectos grandes “poder hacer”. Divide y vencerás, decía Julio César. Divide y establece prioridades para lograr la victoria.

“Por cada minuto empleado para la organización, se gana una hora.” — Benjamin Franklin.

Enfócate en cumplimiento de tu lista “A”

Haciendo uso de tu tiempo discrecional. Señala cada punto que hayas completado. Con este sistema, incluso si sólo cumples con el 20 por ciento de tu lista del día, has logrado cumplir con un 80 por ciento del trabajo más importante.

“Hasta que no podamos gestionar el tiempo, no podemos gestionar nada.” —Peter F. Drucker.

Transfiere

Lo que no terminas hoy, transfiérelo a tu lista de mañana y reprioriza sin perder tu objetivo principal. Muchas veces invertimos tiempo en cosas que no valen la pena.

“El tiempo es igual a la vida, por lo tanto, si pierdes el tiempo, pierdes tu vida, o si eres maestro de tu tiempo, eres maestro de tu vida.” — Alan Lakein.

Cuando manejas tu tiempo con sabiduría, tienes la oportunidad de disfrutar más la vida, sin dejar de ser productivo.