Quieres serso nena?

Estaba yo tranquilamente en mi ordenador cuando de repente, me llega una notificación de una conversación de Telegram y es alguien que no conozco. Obviamente, el resultado no podía ser otro:

Así, sin rodeos, sin más historias, al grano, claro que sí. Obviamente, quién puede resistirse a una oferta tan tentadora, verdad?

A pesar de que mi primer impulso fue bloquear y reportar, como vi que estaba escribiendo, decidí darle la oportunidad de decirme que era un broma o disculparse ¿Qué pasó? Pues efectivamente, que soy una inocente.

Un poco impaciente el amigo, se ve que tenía una buena carga testicular que no podía ni aguantar dos minutos a que yo valorase pros y contras. Aquí decido que quiero ver hasta dónde llega y suma y sigue:

Se empieza a poner nervioso de verdad y saca sus mejores armas. Ahora sí que sí, me pienso muy mucho si entregarme a sus encantos. Un gif animado de una muchacha meneando el culo en la bañera es justo lo que me pone a mil, especialmente si está reenviado desde el canal de anal vídeos. Cómo me conoces, ladrón.

Hasta aquí sus intentos por seducirme. Ahora viene mi parte favorita: el man explaining. Como yo, tonta de mí, no he caído antes sus poderosas armas de seducción, ahora viene a explicarme cómo puedo bloquearle, porque claro, soy una mujer, en qué mente cabe que sepa cómo hacerlo.

Y… como no sucede… viene la amenaza pasivo-agresiva. Machirulo de manual.

Y la súplica, me recuerda a cierto comportamiento machuno que todos reconoceréis “lo siento, perdona, no volverá a pasar…”

Y volvemos a la amenaza encubierta para cerrar el círculo.

Sus deseos son órdenes… #not

Eso sí, después de cómo empezó la conversación, me alegro de que al menos le haya servido para preocuparse un poco más por su ortografía:

Y esto amigos, es lo que hay que aguantar en Telegram, en Whatsapp, en el ascensor, en el trabajo, en el parque, en la vida, cada día y cada hora, si eres mujer.

Da igual cómo seas, siempre habrá algún machirulo dispuesto a soltarte un piropazo, a llamarte guapa, gorda, puta o enana, a cuestionar tu cuerpo y tu mente solo por el hecho de que estás a su disposición como macho dominante.

Pues una mierda que te comas, @El_Toni_Omg diste con la persona equivocada.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.