- La importancia de la edición fotográfica antes de mostrar tu trabajo en las redes sociales —

Recuerdo la última vez que un amigo me mostró las fotos de sus vacaciones: alrededor de 120 imágenes en formato de 10x15. Fue tan insufrible como una condena.

Entra dentro del trabajo fotográfico, tanto a nivel profesional como de aficionado, la realización de múltiples tomas de un mismo tema. Y ahora, con las ventajas que trae consigo la utilización del formato digital en cuanto a capacidad de almacenamiento se refiere, se nos puede quedar “pegado” el dedo índice al botón disparador.

Sin embargo, una vez terminada la fase de consecución de fotografías, debe llegar la fase de edición de las mismas. Reconozco que puede llegar a ser muy difícil la selección de las mejores fotografías que hemos obtenido, porque no estamos acostumbrados a ser demasiado auto-exigentes y auto-críticos. Pero es imprescindible porque si cansamos y aburrimos a los posibles observadores de nuestro trabajo, lo único que conseguiremos es que pierdan el interés por el mismo.

Si nos atenemos exclusivamente al ámbito de las redes sociales, donde se muestran miles y miles de fotografías cada día, deberíamos ser conscientes de que, si subimos, por ejemplo, veinte fotografías seguidas, se nos mostrará en portada un resumen al azar de cuatro o cinco de esas fotografías unidas como si de un collage se tratara. Si esas cuatro o cinco fotografías son prácticamente iguales, ¿quién entrará en el álbum para ver el resto? No olvides que tan sólo dispones de un par de segundos para llamar el interés sobre tu trabajo…

Por lo tanto, y a modo de conclusión, es recomendable tomar en consideración dos opciones:

1. Subir tan solo tus mejores fotografías sobre un mismo tema, incluso aunque sólo tengas una que sea verdaderamente buena.

2. Subir varias fotografías espaciadas en el tiempo, con lo que tendrás ocasión de ir llamando la atención sobre cada una de ellas, que tus posibles observadores se detengan a contemplarlas más tranquilamente, e, incluso, que estén deseando que subas la siguiente.

En Fotografía, la cantidad es inversamente proporcional a la calidad.