Olores…

… Ventanas abiertas, persianas levantadas, puertas entreabiertas, luz, mucha luz entrando, pretendiendo invadir.

De fondo Vinicius de Moraes y Toquiño, bossa nova de la mejor, un champa que aunque se haya apagado perdura por horas, en la lectura historia de la independencia americana.

Que mezcla, el sahumerio que marca lo oriental, la música lo portugués, y la lectura lo nacional, lo argentino, lo de acá.

De repente una pequeña ráfaga de viento hace corriente entre la puerta del frente y la del patio abriendo la que da a la calle.

Esa ráfaga no solo abrió la puerta sino que trajo más luz, y el olor a asado del domingo argentino, el domingo de la campaña… como se llamaba al conurbano en los tiempos de la independencia.

Sam se asusta porque ve que la puerta se “abre sola”, se acuesta a mi lado, casi no tiene lugar entre la mesa ratona y el sillón, pero pone en practica sus habilidades contorsionistas y se acuesta igual.

No es que la puerta se abre sola, es el viento que la abre, y es él también quien me trae la luz y los olores típicos…

Domingo 18.04.10 14.26 hs.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.