Cómo (casi) me convertí en un Amazonian
Miguel A Alvarez
831

Hola Miguel, una reseña entretenida, sabes que a veces las cosas no suceden como uno las desea, me sentí identificado; pero como decía un cantautor famoso “Mientras haya hay esperanza”. Una de las cosas más difíciles es preguntarse ¿Por qué? ¿Hice algo malo? ¿Realmente seré tan bueno para un trabajo como ese? Hasta nos juzgamos internamente, pero quizás no era momento… Seguro mejores cosas vendrán. Saludos amigo, grandiosa historia. 👏