El Imperio de la Elite Bancaria

La creación y suministro de dinero reside en manos de unos pocas familias, principalmente los Rothschild, Rockefeller, Morgan, Carnegie, Harriman, Schiff, Warburg y un puñado de algunos otros.

Estas increíblemente poderosas familias controlan el suministro de dinero del planeta entero. Tienen el derecho de imprimir y distribuir el dinero sin restricción alguna. Sus derechos son protegidos por los actuales gobiernos del mundo y las fuerzas militares que los sostienen. Son apoyados por las leyes creadas por esos gobiernos y las cortes que sostienen esas leyes. Toda ésta actividad es mantenida prolijamente bajo el control de la elite bancaria que a cambio mantienen a los gobiernos en el poder.

Es un sistema tan cuidadosamente hilado que es preciso admirar a sus arquitectos por mantenernos en la oscuridad por tan largo tiempo. Pero ahora, que hemos descubierto que no somos más que peones en un juego inmenso de esclavitud global, es tiempo de un cambio.

Luego de unos pocos años después de nacer como seres humanos libres en nuestro propio planeta, cada uno de nosotros es absorbido por campos de lavado de cerebro llamados escuelas, para iniciar un proceso de inducción al sistema por un proceso convenientemente llamado educación. Se ha vuelto un sistema tan retorcido y convolucionado que la persona promedio simplemente no puede comprender la escala de éste engaño. Y cuando son confrontados por ella, simplemente lo descartan o niegan simplemente por que la verdad es demasiado horrible para ser enfrentada.

Muchos de nosotros creemos que somos “libres”, y que tenemos opción y libre voluntad. Estas son meras ilusiones que nos fueron concebidas para hacernos creer que somos libres y tenemos derechos. Somos bombardeados por los medios con slogans como, derechos humanos, libertades y democracia entre otros.

Desafortunadamente lo opuesto es cierto debido a que lo que nosotros conocemos como “libre voluntad” es simplemente una astutamente disfrazada serie de opciones que va a garantizar un predeterminado resultado por aquellos que están tirando de las piolas. No tenemos opciones, sino la posibilidad de hacer una selección entre opciones preseleccionadas — como elegir entre una Big Mac o una Cheese Burger — nuestra selección es limitada.

Las opciones que se nos presentan nos dan la ilusión de que somos partícipes en dar forma a nuestro futuro y que podemos hacer una diferencia. Desafortunadamente esto es solo una ilusión por que todas las opciones que tenemos permanecen dentro del sistema esclavo. Para hacer una verdadera diferencia debemos mirar el sistema como un todo y reconocer que ha sido diseñado con un solo propósito: esclavizar a la raza humana.

Elegimos entre demócratas o republicanos pero ambos operan bajo el mismo sistema — no tienen diferencia. Es una falta de entendimiento que nos mantiene justo donde estamos, por que “Nadie es más esclavizado que aquellos que creen ser libres” como fue claramente remarcado por el poeta y filósofo Alemán Johann Wolfgang Goethe.

Pero el ego humano parecería ser insaciable. Se alimenta de arrogancia de tantos de nosotros como para hacer cosas inhumanas. Ese comportamiento es comúnmente potenciado por el status social y la adquisición de riqueza que mantiene la jerarquía y separación viva entre la humanidad. Aquellos que han comprado ese engaño y las mentiras interminables son a menudo los que luchan por protegerla.

Cuando se nos habla del “Sueño americano” es exactamente eso, un sueño de libertad que nunca podremos alcanzar bajo el sistema actual. Y así se dispara el conflicto entre amigos y hermanos, guiados por el ego y el patriotismo. No es nuestro deber luchar contra aquellos que se nos oponen, sino mostrarles otro camino. Un camino de cooperación en vez de conflicto del cual se beneficiará toda la humanidad y no solo unos pocos elegidos.

El momento ha llegado de levantar la voz, ponerse en acción y recuperar lo que es nuestro.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Federico Sanz’s story.