Arte + Ingeniería = Innovación Apasionada

Originalmente publicado como columna de opinión para La Quinta Emprende - La Revista https://issuu.com/laquintaemprende/docs/lqe-revista2

Normalmente se habla de la diferencia de emprender por oportunidad versus emprender por necesidad. Pero poco se habla de emprender por pasión (que tiene tanto de oportunidad como de necesidad). En las industrias creativas la pasión es un ingrediente clave. Nadie se dedica al diseño, cine, o música pensando que se va a hacer millonario en eso; es más bien por una necesidad casi fisiológica de crear.

Las artes en la escolaridad son un accesorio, donde se nos presentan como un “hobby” más que como un camino profesional posible. Estas tienen una capacidad única para desarrollar el pensamiento complejo y la vinculación de distintos tipos de inteligencias, oportunidades que están siendo completamente desechadas en el sistema de enseñanza actual.

Quienes tienen el privilegio de ser estimulados y apoyados en su desarrollo artístico tienen la posibilidad de entrar en una espiral de creación y superación personal, que les ayuda a plantearse objetivos y mantener un alto nivel de motivación y creatividad.

Para innovar con éxito las artes no pueden ser un complemento, sino un ingrediente inserto en las prácticas de las Ingenierías. Valparaíso tiene una oportunidad gigante al ser capital artístico-cultural y contar con varias de las mejores escuelas de Ingeniería del país. Debemos fomentar la integración entre estos dos mundos, casi al punto de no distinguir la línea entre artes y desarrollo tecnológico.

La pasión trae consigo altas dósis de motivación, perseverancia y resiliencia, ingredientes que en el desarrollo de emprendimientos innovadores y creativos resultan clave para multiplicar las posibilidades de éxito.