La privacidad sí importa

Cuando he hablado con amigos o conocidos sobre la información que guardan los gobiernos sobre nosotros, en general me ha sorprendido la poca importancia que se le da a la privacidad.

Las nuevas tecnologías de Inteligencia Artificial, como el procesamiento de lenguaje natural y redes neuronales modernas permiten obtener de forma automática nuestra información personal tanto en detalle (transcripción de audio, descripción del contenido de nuestras fotos) como a alto nivel (perfil detallado de nuestras vivencias y personalidad) a partir de la huella que dejamos el Internet y la información que recolectan los objetos de la IoT.

Esto puede ser muy útil para localizar a un terrorista pero se pueden dar otras circunstancias en las que esta información se vuelva en contra del ciudadano:

  • Dificultando el periodismo de investigación localizando y entorpeciendo a aquellos investigadores que puedan sacar a la luz pública información incómoda para el gobierno
  • A la hora del acceso a un puesto de trabajo, podrías ser descartado por cualquier comentario político o ideológico discordante que hayas hecho a lo largo de tu vida, aunque ya no pienses así.
  • Es probable que en el futuro cercano el contenido de cualquier foto en la que aparezcamos y haya sido divulgada podrá ser localizado el un buscador cualquiera. Esto puede facilitar el bullling o el mobbing.
  • Un hackeo que ponga al descubierto datos personales como correo electrónico, wassup, documentos personales accesible a público general
  • Todo esto se agrava en regímenes totalitarios

Sin entrar en política ni teorías conspiratorias, deberíamos ser capaces de vivir nuestra vida sin tener que ser el 100% del tiempo ciudadanos modelo o políticamente correctos.


Originally published at felvelsal.blogspot.com.