Si uno lee el estudio completo, podría concluir lo siguiente: “los titulares son peligrosamente…
Pablo Roman
11

Yo no he leído el estudio entero, entre otras cosas porque una parte aún no ha sido publicada (ejem), pero en vista de la evidencia existente parece más probable que los compuestos cancerígenos de las carnes elaboradas provengan de los procesos de cocción y de algunos de los conservantes más comunes, utilizados desde tiempo inmemorial. Si añadimos el hecho de que los compuestos cancerígenos de las carnes rojas provienen del músculo y la sangre, lo más probable es que esas hamburguesas industriales, hechas con carne de baja calidad, pobres en músculo y ricas en grasas, sean bastante menos cancerígenas que ese chuletón ;-)

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.