El aspirador que vigila que pasa…

El último robot de LG incorpora una cámara que detecta los movimientos mientras aspira y envía fotos al ‘smartphone’

LG presentó hace unos días su última apuesta en aspiración doméstica: el robot Hombot Square Turbo Series 12+. ¿Su mayor atractivo? Incorpora tres cámaras que, además de dirigir el aspirador por toda la casa, le dotan de funciones de videovigilancia. Esto, sumado a la posibilidad de controlarlo desde el móvil, lo convierten en uno de los modelos más completos del mercado.

Lo ve todo

Distribuidas por distintas zonas, las cámaras son las verdaderas protagonistas del Hombot de LG. Así, la situada en la parte superior escanea la superficie del techo y toma 30 imágenes por segundo para trazar los mapas. La de la parte inferior detecta las distancias y reconoce las diferencias en el suelo. Por último, la colocada en el frontal capta imágenes panorámicas de todo lo que ocurre en el hogar.

Las posibilidades de esta tercera cámara son múltiples cuando estamos fuera de casa. Permite observar en tiempo real qué ocurre (lo que desde LG llaman modo Home View), así como guiar el robot como si fuera un coche teledirigido por las diferentes habitaciones para revisar que todo está correcto (Home Joy). Incluso es posible activar un modo (Home Guard) que pone el dispositivo en alerta y, si detecta cualquier movimiento, avisa al usuario enviando una secuencia de imágenes al smartphone. Para ello, por supuesto, es necesario que el Hombot esté conectado a la red doméstica; una tarea que resulta sencilla gracias a que dispone de conectividad Wi-Fi.

Aunque desconocemos la resolución de la cámara, podemos afirmar que captura imágenes lo suficientemente claras para identificar los rostros en condiciones de buena iluminación. Cuando se reduce la luz aumenta el ruido y el pixelado de las mismas.

Desde el móvil

Aunque el robot viene con un mando a distancia, la forma más intuitiva y práctica para sacarle todo el partido se encuentra en la aplicación gratuita LG Smart ThinQ, la misma que utilizan todos los electrodomésticos inteligentes de la firma coreana. Compatible con terminales iOS y Android, son sólo necesarios un par de minutos para empezar a controlar todas sus funciones desde cualquier lugar.

El interfaz es muy sencillo, con acceso directo a las prestaciones clave. Por ejemplo, con un solo toque se inicia o detiene la limpieza, se activa el modo de exploración doméstica o se sitúa el aspirador en modo guardián del hogar. Se pueden realizar también ajustes muy interesantes relativos a la programación de la limpieza diaria o personalizar cómo hacerla. En concreto, es posible elegir la intensidad del aspirado entre un modo Turbo ideal para hogares con mascotas (ofrece un 30% más de potencia); el Smart Turbo alfombras, que se activa de forma automática cuando detecta alfombras y moquetas; o Mi Espacio, que permite delimitar una zona concreta de limpieza. A partir de ahí, el robot puede seguir diferentes patrones: en espirales para limpiar mejor zonas pequeñas y diáfanas, en zigzag para superficies grandes con pocos obstáculos o celda por celda para superficies con muchos de ellos.

Si el robot limpia bien y es silencioso, se maneja de forma tan sencilla y nos ofrece funcionalidades adicionales, ¿dónde está el truco? En el precio, porque no es nada económico. En concreto, este modelo está disponible por algo más de mil euros. Sí, es cierto que la gama está disponible desde 529 euros, pero no con todas estas funcionalidades.

Focussecurity

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.