El vino insignia de Bodega Trapiche renueva su imagen

Trapiche Oak Cask: tradición que se renueva

Andy Warhol escribió en su biografía “Siempre dicen que el tiempo cambia las cosas, pero en realidad es uno quien tiene que cambiarlas”. Los buenos vinos añejan y maduran con gracia. Los excelentes vinos lo hacen, además, con honor. El vino de Bodega Trapiche “Trapiche Oak Cask”, premiado internacionalmente, transitó este camino. Por ello, la bodega que lo representa decidió acompañar esta evolución con una renovación estilística. El estudio de diseño a cargo de este desafío fue Boldrini & Ficcardi.

Trapiche Oak Cask es, nada más ni nada menos, que el tercer vino más exportado de la Argentina. Gustavo Arroyat, Director de exportaciones de la bodega, nos comentó las razones de su éxito: “Excelente relación precio-calidad, consistencia de calidad a través de los años, distribución adecuada en los retailers pertinentes, un packaging muy fácil de reconocer por los consumidores y punto de precio que viene creciendo muy bien en los últimos años.”

Respecto de sus expectativas al elegir la renovación gráfica, Arroyat compartió que “la decisión de modificar un producto ganador fue difícil pero, al mismo tiempo, entendíamos que debíamos actualizarnos y ofrecer un mejor producto. Empezamos con la perspectiva de un cambio más profundo pero, en la medida que fuimos avanzando en el desarrollo, nos dimos cuenta de que no necesariamente teníamos que cambiar ‘todo’ para ofrecer una mejor experiencia a los consumidores. Hicimos una inversión importante en un estudio de mercado y encontramos que la etiqueta era ampliamente valorada por los clientes. Creemos que el resultado es un diseño que comunica y combina muy bien tres características: elegancia, modernidad y sentido de pertenencia a un nuestro lugar en el mundo: ¡Mendoza!”

Entre las razones del restyling, se encuentra el deseo de resaltar el sense of place, dando mayor protagonismo a Mendoza y a la Bodega. El cóndor aparece volando por arriba de la montaña en lugar de fundido sobre ella; es más imponente. María Fernanda Quiroga, Brand Manager de Trapiche, nos comentó que “la idea principal fue modernizar la imagen de un vino históricamente exitoso. Así, se buscó refinar sus elementos resaltando la presencia de la bodega, la montaña y el cóndor. Luego del estudio realizado, descubrimos que el cóndor era valorado como un emblema diferencial en nuestra etiqueta y por ello decidimos darle un espacio protagónico”.

María Fernanda Quiroga, Brand Manager y Gustavo Arroyat, Director de Exportaciones de Trapiche

Desde el Estudio Boldrini & Ficcardi explicaron que el proceso de restyling duró 8 meses y que su mayor desafío fue conciliar los puntos de vista de todas las personas de Trapiche involucradas en el proyecto, incluyendo a sus principales distribuidores. “Al ser mercados dispares entre sí, se fueron realizando presentaciones y explorando distintos caminos hasta llegar al producto creativo final”, comentaron.

En la nueva etiqueta, la montaña aparece dibujada con mayor definición y circundando la bodega mientras el cóndor vuela sobre este paisaje. Al preguntarle a Víctor “Pupo” Boldrini sobre esta nueva perspectiva, nos contó que “para la nueva ilustración de las montañas, nos inspiramos en los grabados en metal de principios de siglo. Estos se usaban para mostrar las imágenes de paisajes con muy alta calidad, antes del invento de la fotografía. Esas ilustraciones están asociadas a la calidad y la tradición.”

La bodega Trapiche espera con convicción un gran crecimiento en la exportación de Trapiche Oak Cask a causa de su nuevo perfil estético. Gustavo Arroyat comentó: “Tenemos mucha confianza que lograremos crecimientos de dos dígitos con este relanzamiento, lo cual es muy ambicioso considerando que partimos de una base sólida. Nos sentimos muy cómodos con el cambio.”

Por su parte, Pupo Boldrini afirmó que espera que la nueva imagen sea percibida como la esencia de Trapiche: “tradición que se renueva”. Así, esta nueva propuesta estética va de la mano con los grandes valores de una bodega consolidada con aires de cambio, de mayor altura. El cóndor continúa siendo la insignia que los caracteriza y, en esta nueva etiqueta, el ave andina ha emprendido un vuelo más alto y grácil que recorrerá nuevos rumbos manteniendo su pasión.

Sobre Trapiche Oak Cask

Reconocimientos recientes

Continuamente elegido “Best buy”, entre los títulos más importantes.

Trapiche Oak Cask Malbec 2011

. Wine Enthusiast | 89 puntos
. Wine Spectator | 88 puntos

Trapiche Oak Cask Malbec 2012
. Wine Spectator | 89 puntos

Artículo por Sofía Martinelli

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.