Qiao Gu: la banda del patio

Llegaba el invierno y Qiao Gu parecía la cigarra que no había hecho su trabajo. Todo transcurría adecuadamente en la organización, y parecía que nada podía trastocar una plantilla que sólo podía ir a más. Sin embargo, ese mismo 24 de Diciembre entró por la puerta un señor tirador que lleva tres años conmocionando a la escena china tanto por sus buenas actuaciones en la Grieta del Invocador como por sus esperpénticas historias fuera de ella: Jian ‘UZI’ Zi-Hao.

En Qiao Gu los jugadores se sienten como un grupo de amigos que ascendieron juntos. Un equipo que estéticamente simboliza un movimiento y que por ello recuerda a los Unicorns of Love orientales. Los miembros respondieron con un alto nivel desde el ascenso a la LPL y una gran adaptación. Consiguieron además ser el equipo con el mejor resultado en competiciones internacionales desde el Mid-Season Invitational. Esta temporada parecía ser la de la continuación hasta la llegada del famoso ad carry.

O todo o nada

El que haya visto a Qiao Gu en la fase regular sabrá que desde el lado azul no perdieron prácticamente ningún partido pero sucedía todo lo contrario desde el lado rojo. Incluso cuando ganaron, fueron identificables gracias a un estilo de juego orientado siempre alrededor de batallas grupales. En cualquier contexto, ya sea con diez mil de oro de diferencia en contra o igualados a su rival, Qiao Gu ofreció unas remontadas brillantes e inesperadas. Por muchos fueron considerados por ello los mejores del mundo en esa faceta.

Por otro lado, el hacha de doble filo que representa otorgar tantos recursos desde la táctica a una forma de vivir exclusiva condiciona al equipo. Sus selecciones de campeones son extremadamente predecibles y si el equipo contrario es capaz de hacer demasiado snowball desde el principio el futuro de la serie es cuestionable. El nuevo formato al mejor de tres no les debería ayudar de cara a la victoria y el hecho de que son capaces de perder en todas las posiciones excepto en la línea central en farm provoca que, a la larga, varios equipos como Snake hayan sabido aprovecharlo.

Al menos pueden presumir de que, a pesar de que les intenten contrarrestar, tienen una maestría tan fuerte de las batallas grupales que muchas veces solventan situaciones inverosímiles. O los quieres o los odias, Qiao Gu es un equipo unidireccional que ha conseguido incluso robar aficionados de organizaciones clásicas de la Lol Pro League.

Una decisión irrevocable

Lo más predecible empieza desde el principio. En la línea superior, Bao ‘V’ Bo intenta constantemente llevar a su terreno al rival pero no siempre lo consigue. Con Maokai y Hecarim su estilo de juego pasivo de farm provoca que si el enemigo es proactivo se quede atrás, pero si es reactivo poco a poco le hipnotiza y consigue que incluso no le superen en farm. Ahora bien, si aguanta hasta el final su aparición por un flanco del enemigo puede condicionar el devenir de la partida.

No todos los coreanos que han llegado han dado un buen resultado, y muchos de los que lo han hecho no han sido parte del eje estructural del equipo, pero no se puede decir lo mismo de Baek ‘Swift’ Da-Hoon. Un jungla que recuerda a Meteos por su capacidad de ganar partidas por sí mismo pero que se basa mucho más en el estilo de Diamond de invadir la maleza enemiga y arruinar al rival tanto en dicha parte del mapa como con respuesta a las emboscadas que provoque en sus compañeros. En consecuencia no es raro verle jugar con Nocturne, Nidalee o Ekko con objetos extraños aunque innovadores. El antiguo miembro de CJ Entus Frost ha subido un peldaño esta temporada aunque su extrema ofensividad no daría resultados de no ser por su equipo.

El otro coreano de Qiao Gu es un jugador único. Proveniente de la clasificatoria, el mid es uno de los mejores Viktor de la LPL. El dominio explosivo de Kim ‘Doinb’ Tae-sang es tal que se caracteriza por ser el único miembro del equipo que en ocasiones está por delante en farm al ganar la línea. Amante de Morgana, sorprende a sus rivales cuando coge un tanque y lo lleva a la línea central con una itemización propia de la línea superior. Como anécdota, además de jugar Maokai, también ha llevado a Nautilus con cinco armaduras de tela ante una composición con mucho daño físico. Quizás con UZI use más a su Lulu que hasta ahora la había usado para proteger a Swift y no a Yu ‘TnT’ Rui.

TnT y UZI son dos jugadores totalmente opuestos. Los dos mejores tiradores chinos en la actualidad van a tener que pelear por el mismo puesto. El primero encaja mucho mejor con el estilo de juego de Qiao Gu debido a ser autosuficiente y aportar un mejor Kog’Maw. Su visión de mapa es superior y la itemización es arriesgada pero más acertada. En cambio, UZI suele ganar más en la fase de líneas y necesita recursos para despegar. Los equipos enemigos son capaces de sacarle de la partida desde la selección de campeones, y su forma de ser es uno de sus mayores defectos por los problemas internos que provoca en los equipos a los que va. Sigue siendo uno de los mejores jugadores mecánicamente del planeta. Ambos comparten a Sivir y Vayne como sus mejores campeones el año pasado, pero con un uso totalmente diferente como se ha explicado antes.

Muchos todavía a día de hoy no saben que la información más interesante sobre Zhang ‘TcT’ Hong-Wei es su nombre. Más conocido como Mor en la escena norteamericana por su participación con LMQ en la LCS NA, TcT es un gran jugador en batallas grupales con campeones con disengage al estilo de Janna, Braum y Alistar. En cambio, su fase de líneas es mala y muchas veces provoca un agujero en su equipo. El peel que aporta en muchas ocasiones no va orientado a su tirador, sino a su jungla para que pueda ganar la partida. En resumen, el flujo de una batalla grupal desde Qiao Gu es que Swift invada la zona de confort del enemigo y Doinb con TcT lo apoyen hasta el final, mientras V amenaza a la backline y TnT aporta daño gratuito.

La eterna segunda posición

En muchas regiones siempre hay el papel de un equipo o jugador que por más que lo intenta no alcanzará la primera posición, y en China ese es Qiao Gu. Esta vez en el sorteo les ha tocado LGD Gaming como barrera de salida, aunque la llegada de UZI podría suponer el incremento de nivel necesario para acercarse todavía más. La final de los playoffs del año pasado fue ajustada contra el mejor LGD de toda la temporada, por lo que no es algo inalcanzable.

Pero si surgen los mismos problemas internos que en Oh My God, tendrían que tener cuidado no sólo con Snake sino incluso con Team WE. Ambos presentan a priori plantillas con altas pretensiones y una estructura interna a largo plazo. El nuevo formato de la LPL no favorece nada al conocido sandbagging que tanto explotó Qiao Gu la anterior temporada, y se les podría colar una sorpresa inesperada.

La compra por Newbee supondrá una mejora en el staff técnico y la consolidación necesaria en la segunda posición otorgaría estabilidad. Ese debe ser el objetivo, más allá de los resultados que siempre puedan arreglar desde los playoffs. Mejorar en la visión, los drafts y la gestión del principio la partida para doblegar a sus rivales.

La adoración de medio mundo

El tren no pasa muchas veces y UZI está a punto de coger el último. Después de un año nefasto empieza a no ser tan joven y no ser querido por muchos equipos. Un desastre más supondría un bajón del número de aficionados que aman hasta el final al tirador. En China no hay un jugador tan querido por él hasta el punto de que han considerado que la debacle en el Campeonato Mundial se debe a la no presencia del ad carry.

Por ello, el movimiento es muy inteligente desde el plano empresarial. Un equipo que si ya de por sí era querido este año aumentará su fanbase de forma considerable. Con posibilidades de competir en este ámbito con Edward Gaming, LGD Gaming e Invictus Gaming, esta temporada debe dar muchas alegrías para justificar la continuidad de la plantilla y la ruptura en la línea inferior.

Apéndice

Recientemente, Qiao Gu ha confirmado el fichaje de Bae ‘Dade’ Eo-Jin, el anterior mid de Masters3 y previamente en Samsung Blue. El coreano será reserva. Ofrece un estilo de juego que podría encajar mejor con UZI de individualismo, pero supone la adición de otro gallo en el gallinero. Qiao Gu adquiere mayor nivel mecánico en su plantilla, pero quizá tengan mayores egos en la organización. Dade no brilló el año pasado pero sí que fue capaz de sacar ciertas partidas al resto de equipos a pesar de la mala actuación de Masters3. Siempre estuvo muy sólo en un conjunto mediocre.

Like what you read? Give Miguel Casquero a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.