Fría noche en París

Para conquistar París hace falta más de una misa. Aunque las bajas han sido muchas (James, Bale, Carvajal, Kovacic, Benzema, etc) y muy importantes, el Madrid no ha querido ganar el partido contra el Paris Saint Germain (para los que llegaron en los 90 y no han visto jugar a Weah , peseyé).

El equipo ha estado como la noche en París: frío.

En defensa, el que mejor ha estado, por decir algo, ha sido Danilo. Y digo mejor cuando debería decir correcto. Sergio Ramos y, en menor medida, Marcelo han aportado bastante inseguridad atrás, por más que el comentarista de Bein Sports se empeñe en que el nuevo capitán ha sido un salvador. Varane, que ha hecho un partido decente, también ha titubeado en la segunda parte, en la que el Paris Saint Germain ha llevado la batuta. Mala noticia: hemos acabado pidiendo la hora en un partido importante. Buena noticia: nos llevamos un puntito en el partido más difícil de la liguilla. De verdad: el Madrid me parece mucho más equipo que el PSG y creo que se ha dejado ver en la primera parte. Tenemos el partido del Bernabéu para demostrarlo.

Volviendo al partido: Isco, por más que nos empeñemos, no es Modric. Sí, lo sé: Modric es mucho Modric. Pero el croata tiene 31 años y veo un gran problema a corto/medio plazo. Quizá Kovacic, también hoy lesionado, pero… el tiempo lo dirá. La cosa es que estamos buscando mil y una posiciones al de Málaga y… le falta cuajar en alguna de ellas. Siempre está a punto de hacerlo pero… eso: le falta siempre algo.

Casemiro sí me ha gustado. Mucho. Quizá este tipo de partido era para él. Aporta mucha presencia, colocación y competitividad al medio del campo. Me alegro mucho de que lo esté haciendo así: se lo merece y estoy seguro que Benítez confiará muchísimo más ahora en él. Hablan de Verratti como ejemplo de centrocampista defensiva a nivel mundial pero… al menos hoy, joder, que se ponga el vídeo del partido de Casemiro y aprenda. Insisto: va a estar difícil, por no decir jodidamente difícil, sacar a Casemiro del once inicial cuando se vayan recuperando todos los lesionados. Sería una tremenda injusticia. La buena noticia en este apartado es que tenemos chaval para rato, aunque hoy no nos haya servido para ganar.

También me gustó el partido de Jesé. A ratos, todo tengo que decirlo. Quizá es que yo le tengo algo de manía. Por lo menos, tiene una actitud diferente: hoy se mostró, peleó y, en definitiva, lo intentó. Si no sale, no sale; pero es lo mínimo que puedes hacer.

La nota negativa de hoy se la llevan dos canteranos y una estrella. Por este orden, Lucas Vázquez, Cherysev y Cristiano Ronaldo.

Con todo el dolor de mi corazón: Lucas Vázquez no vale para jugar Champions League. No es que no lo intente, es que no vale. Y que me perdonen los expertos descubre talentos.

El caso de Cherysev, en mi opinión, es distinto. Tiene calidad y muchas ganas de hacer cosas. Tantas que acaba siempre metiendo la pata. Ha jugado quince minutos y, para lo que ha hecho, mejor que no hubiera jugado: ha desperdiciado una gran jugada de ataque, ha perdido un balón atrás y, lo más destacado, casi provoca un contraataque mortal del PSG en los últimos cinco minutos. No he visto su cara, pero imagino el lógico cabreo de Benítez. Por lo visto hoy, creo que el ruso está sentenciado esta temporada.

Por último, Ronaldo. Ha presionado una vez en todo el partido: en el minuto 80. Vale que seas una estrella pero… ¡demuéstralo! Sé que se está reservando para 2016, lo sé, pero… nos va a traer más de un disgusto. No ha hecho absolutamente nada en el partido, es insustituible porque se enfada y… hay que ponerle un 0 en compañerismo. Una pena.

Como digo: el objetivo es la Champions, pero no podemos desperdiciar partidos así para dar ciertos golpes sobre la mesa. Hay partidos en los que hay que salir a ganar. Hay partidos en los que hay que salir a que se note que salimos a ganar. Dos cosas muy diferentes: a menudo, la segunda te facilita la primera. Hoy nos faltaron ambas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.