Noche sin estrellas (Miss Melera)

Ya para la una cayeron los primeros manijas, esperaron unos minutos en la puerta hasta poder entrar. Adentro esperaba la noche, por donde se escapa el viento de novedad. En la templada noche del 3 de marzo la movida se junta para ver tocar a la holandesa Miss Melera. Los fanáticos del progressive tech ya desde temprano se venian agolpando en la puerta. Por todo Buenos Aires viajaban autos musicalizando el cielo con los sonidos numinosos de la electrónica. Una vez estuvo todo listo empezaron a pasar las primeras personas, remeras de corte americano, pelos engominados, pirciengs multiples, shores de mucho color y vestidos olgados desfilaron hasta el centro de la pista donde arriba, en un altar completamente oscuro, ya estaban girando perillas Omnia y Unnamed. Minimal tech presentaron desde los primeros minutos como para complicarle un poco las cosas a la señorita Melera. Entre tanto fui a llegando yo con mi hermano y unos amigos. Esperamos un rato en la esquina de Under Club viendo el show de histeria en la noche porteña. Cuando ya estábamos todos, dos se fueron a mitad de cuadra a repartirse lo suyo, lejos de los muñecos azules. Volvieron y entramos. Minimal Tech como les dije antes, bien bailarín, mucha percusión, cero bajada.

Varias cosas noté en mi primera noche en Under y me fueron gratas noticias. En el baño había un bidón de agua de mesa. Ya era hora de que empezaran a abandonar el negocio un agua por un ojo, corriendo constantemente el riesgo de matar un pibe por ganar $80 mas. Papel en los baños. Aunque parece increíble estar sorprendido por cosas básicas como agua o papel las fiestas de música electrónica no suelen ser así. La mayoria de los que nos acercamos a estas fiestas y me incluyo, vamos a cambiar de forma, para algunos no es simplemente salir a una discoteca, es internarse en una verdadera cápsula de sonido, una de libre interpretación y calidad insuperables. La música moderna por excelencia. Este ritual es una conexión con la parte mas sideral de la mente de uno. Así como los hippies hacían con el lsd en la explosión del rock psicodelico o mas atrás aun, los victorianos con el opio y la cocaína en los conciertos de música clásica (otra música sideral si las hay) nosotros tomamos MD. El mdma es una droga de diseño que yo llamaría la mejor droga de acabado social. Reducción de la ansiedad, sensación de empatía y alegría, hiperactividad, sensibilidad acústica entre otros efectos positivos caracterizan esta droga. Acompañando, por tradición a la exceso, dentro de una Rave se puede encontrar también el lsd, el popper, el cannabis y la merca. Por esto mismo, cosas básicas como instalaciones higiénicas, agua y buena atención son esenciales cuando de cuidar a estos doppelganger se trata. Bueno Niceto cumplió dentro de todo con mis expectativas. y dentro la gente parecía estar de muy buen humor. El único hecho desvirtuado que tuve en toda la noche fue cuando entre al baño y encontré a un patovica sacandole un cuchillo totalmente lleno de merca humeda a un pibe que, pobre, ya no tenia ni cara. “Hay tenedor libre” empezaron a gastarlo los demas y la situacion no paso a mayores, salvo para el dueño del cuchillo, al que no creo que le haya mejorado la noche

Miss Melera entró a eso de las 2:30 am. Le dejaron la pista prendida fuego, cerrando con un minimal techno del serio cuando ella toca un progressive- techno. Lo manejo como la profesional que es. Manteniendo la atmosfera y los bajos altos fue bajando muy discretamente los bpm hasta poder empezar con eso que todos habiamos ido a escuchar. Para esa hora yo y mis amigos ya nos habiamos tragado una pastillita grande y estabamos como Pac-man después de los “Power Pellets”. Viajando parados por cortesia de la holandesa, pudimos disfrutar de varios de sus tracks en “Colourizon” Sonidos de suspense, cuernos, bongos y otros que son dificiles de explicar sin nombrar la palabra terror o misterio. Salvo un corte de sonido en pleno “Mint” que me hizo caer desde un piso 20 todo el resto de la noche fue impecable, para contentar al público variadisimo que se comulga en Palermo se fue abriendo mas hacia el tecno cuadrado, a mi gusto; carente de bajada. Igualmente me fui satisfecho y sin rosca, terminé la noche tomando una cerveza y tratando de acomodarme al silencio. Todavía en mi cama acostado parecía escuchar a lo lejos el cuerno (aerofono) que suena en Mint.

Like what you read? Give Francisco Di Risio a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.