Enfol 2016: Conectados con Cristo. El Salvador.


Hace unos días atrás, estábamos preparándonos para vivir la experiencia del Enfol en tierras Salvadoreñas. Ansiedad, alegría, curiosidad eran de las cosas que muchos de los que participamos en este evento sentíamos ¡Ya queríamos iniciar esta aventura!
En medio de risas de nerviosismo por volar por primera vez para algunos, podíamos expresar nuestras expectativas acerca de la tan esperada fecha, sin saber cuánto Dios nos iba a sorprender.
Llegamos a este hermoso país, calurosos pero sonrientes, sintiéndonos amados por el Movimiento Universitario Cristiano (MUC). Los días de exposición de la palabra, devocionales, música, risas y nuevos rostros se sentían un tanto extraños los primeros días, pero ahí íbamos, tratando de desenvolvernos como buenos ticos. Cada día, nos uníamos más a nuestros hermanos de México, centroamerica y Panamá ¡Que linda es la comunidad de la IFES!
Escuchar sobre la vida de Jesús en San Marcos y la vida de Job, fue maravilloso. Para algunos de nosotros, fue un tanto extraño escuchar que estudiaríamos los dos, pero sabíamos que sería un reto interesante y de mucho provecho. Y así fue, el desarrollo de temas como la integridad y felicidad de Job, La parábola de la semilla, entre otros, caló bien profundo nuestros corazones.
Aunado al estudio de la Palabra, escuchar sobre los retos de otros estudiantes en sus contextos es un experiencia confrontativa, que nos hace reflexionar sobre nuestra realidad y sobre nuestra forma de vivir la experiencia universitaria.
En lo personal, fue todo un reto poder estar ahí compartiendo con los chicos de la delegación y de los otros países y escuchar cómo se sentían me hacía ser feliz pero también me sentía aun más retada. Fue muy especial vivir un evento así por segunda vez, ya no como estudiante sino como asesora y madurar en mi fe y en mi forma de actuar, escuchar más y ser más atenta ¡Wow, creo que lo logré! Ja ja
También, Pamela y yo tuvimos la dicha de participar del Experimento Marcos. Nunca me había sentido tan cerca de la Palabra como en esta ocasión. Memorizar, actuar, ver, escuchar y sentir la vida de Jesús, wow, es inexplicable, llena tanto que ahora mismo estamos ansiosas de empezar el Experimento Marcos acá en Costa Rica. Gracias a Dios por darnos la oportunidad de ser parte de esto.
Quisiera contarles tantas cosas que vivimos, como el reto de que Costa Rica dirigiera el programa el segundo día del Enfol, la presentación cultural, la adaptación a la comida y cultura, la crisis de salud ¡Es muchísimo! Tanto que no terminaría de escribir. Así que, podemos tomar un café y hablar sobre nuestras experiencias☺
Dios trabajó mucho en nosotros y ¡Lo sigue haciendo!
Ora por los chicos de UCR, TEC y UNA para que Dios les ayude a procesar todo lo recibido y poder darle una aplicación en la U.
Ora por Pamela y por mi, como obrera y asesora fue una experiencia importante y también representa mucho trabajo por hacer.
Gracias por las ofrendas, por los abrazos, las palabras de ánimo y las oraciones pre y post Enfol.
Dios siga haciendo su voluntad en la vida de ustedes.
“Sé la semilla sembrada en buena tierra, da frutos en treinta, sesenta y ciento por uno”