¿Cómo emprender y no fracasar en el intento?

La mayoría de los emprendedores solemos tener una mente dispersa antes de iniciar un negocio, somos demasiado creativos y no le tenemos miedo al riesgo, sin embargo nuestra peor pesadilla es el fracaso.

El libro de Eric Ríes “The Lean Startup” es un libro que toda persona creativa debería de leer, pues más que un libro de negocios para mi resultó un “manual” para ejecutar ideas. Este propone tratar a la idea o la Startup como un experimento, justo de la forma en la que se lleva acabo una investigación científica, prácticamente es una validación de hipótesis.

Como este “manual” llego en el momento preciso para mí iré comparando el método que propone Rise con lo que he llevado a cabo en un negocio que estoy emprendiendo, de tal manera que los ejemplos de mi vida profesional y vivencias personales los ayuden a entender mejor el método Lean Startup.

Antes de empezar y para poder dar ejemplos más claros deberían de entender que mi empresa sueño o mi meta a mediano plazo es crear y lanzar al mercado una marca de refrescos saludables.

Como la 4ta generación de una familia emprendedora pensé que mis mejores asesores serían mis padres y abuelos sin embargo me equivoqué. La manera en la que los negocios se constituyen ha evolucionado, sin embargo el sistema legal no lo ha hecho, antes de registrar marcas y firmar actas constitutivas sobre tu empresa, comprar maquinaria o adquirir algún local, debes asegurarte que tu idea funcionará, que el mercado existe y es lo suficientemente grande para mantener tu negocio. Es por eso que Rise propone una validación de hipótesis en dónde se crea un producto similar y funcional al cual se le conoce como MVP (minimum viable product) o prototipo y se pone al mercado para ver la reacción de los consumidores. Este prototipo no debe de ocupar mucho tiempo y mucho menos capital pues es solamente experimentación, y debes estar preparado para rediseñar la idea si es que este no funciona sin perder de vista el objetivo final o la empresa sueño.

En esta etapa mi Startup empezó a embotellar agua natural con otra marca y se lanzó al mercado solo para saber si existía el mercado y era posible sustituir el refresco si se ofrecía una alternativa común pero con un excelente marketing.

Es muy importante que escuches la opinión de los clientes o consumidores para validar tu hipótesis.

Si esta no está funcionando o identificaste que en el proceso se podría hacer una mejora se debe pivotear o rehacer la idea y así con cada mejora se llegará al producto final que se podrá dejar permanentemente en el mercado o por lo menos durante el tiempo deseable.

Prácticamente todo el método de Rise se basa en Crear, Medir y Aprender.

Si quieren conocer más sobre este método y piensas que puede ser de ayuda para tí en cualquier aspecto de tu vida profesional o hasta personal les recomiendo mucho que se animen a leer el libro.