Quédate…

¡Quédate! porque este mundo que veía pequeño a tu lado, se me esta haciendo grande. Me esta quedando difícil la vida si no veo el mundo brillar a través de tus ojos.

Quédate porque hay un hueco en lo profundo de mi que te pertenecerá siempre.

Quédate a rayar cada pared de mi alma con tus labios… rellena de color cada simple línea negra.

Quédate a responder los por qué de la vida; dime por qué el cielo brilla cuando tu cabello lo hace, dime por qué cuando duermes los búhos se posan en tu ventana, dime por qué tus lagrimas caen en mi pecho como si fuese una tormenta.

Quédate porque somos diferentes, porque cada cosa que nos diferencia nos acerca más a la compatibilidad absoluta.

Quédate porque aunque se que el primer amor no es para siempre, quiero hacer de esta la primera historia de un primer amor que fue eterno.

Ahora dime, ¿Te quedas?