Schröder+Schömbs PR via Flickr // CC BY-ND 2.0

HISTORIAS DE ÉXITO QUE NO LO BUSCABAN: HARD ROCK CAFÉ

Quizás el nombre de Isaac Tigrett y Peter Morton no sean algunos que recuerdes como lo es Steve Jobs, Mark Zuckerberg o Larry Page, pero seguro sí has escuchado en algún momento de tu vida su legado, la legendaria marca: Hard Rock Café. A diferencia de muchos otros casos donde se buscaba escalar hasta los más grandes niveles desde el primer momento que se empezó la empresa, este es uno de esos únicos en el que la preocupación de los socios no pasaba a ser el expandirse o hacerse con gran inversión.

Estos dos fundadores provenientes de Estados Unidos se encontraban viviendo en Londres en los inicios de la década de 1970, mientras su única preocupación era simple y sencillamente que no podían encontrar una buena hamburguesa con queso al estilo Norteamericano. Viendo este problema y con el objetivo de poder unir más a aquellas clases sociales decidieron empezar un pequeño restaurante que ofreciera un poco de esta cultura extranjera a un país que comenzaba a tomar enorme importancia por su contribución a la música, buscando crear un lugar donde todos pudieran ser tratados de la misma manera.

Es así como el 14 de Junio del 1971 nace el primer establecimiento de esta emblemática marca, un modesto lugar de un antiguo concesionario de Rolls Royce, cabe mencionar que el arrendatario de este lugar al creer firmemente que este lugar no dudaría mucho tiempo decidió hacerles firmar un contrato de tan solo 6 meses sin saber que hoy en día, después de 45 años, el primer Hard Rock Café seguiría en el mismo lugar.

Con una propuesta de alimentos 100% americana, desde hamburguesas, malteadas, costillas, entre otros, hasta una gran variedad de cervezas y tragos, el primer Hard Rock Café alcanzó popularidad en muy corto tiempo al ser uno de los lugares preferidos por grandes músicos del Rock Británico. Convirtiéndose en un foco para paparazzis al poder cubrir los más desaliñados estados de fiesta de estas estrellas del momento, el restaurante incremento su fama y popularidad de forma exponencial.

Complementando al éxito del solo lugar, un día por simple casualidad decidieron patrocinar a un equipo de fútbol local colocando sus marcas en cada playera y sin ninguna intención de comercializarlas al regalar las que les habían sobrado a algunos clientes se dieron la sorpresa que cada vez llegaban mas personas preguntando si estaban a la venta. Es así como comienza una enorme fuente de ingresos desde su merchandising, representando hoy en día casi el 40% de los ingresos a nivel mundial de la compañía.

Otro dato curioso toma historia en el que un día, el famoso guitarrista, músico y compositor de Rock y Blues Británico, Eric Clapton, le pidió a Isaac Tigrett si podía colgar su guitarra sobre su silla favorita de la barra para marcar simplemente su lugar, dada la sorpresa que más tarde el mismo Isaac recibiría un enorme paquete con una nota incluida en él:

“La mía es tan buena como la de él. Saludos, Pete”

Cabe mencionar que esta vez era la guitarra de Peter Townshend, famoso ícono y guitarrista de la banda The Who. Así nace el museo mas grande en su genero de más 74,000 piezas que hoy en día rotan en cada uno de los distintos restaurantes, casinos y hoteles de la marca.

David Muir via Flickr // CC BY-NC-ND 2.0

Apenas 2 años después de su apertura, el Hard Rock Café ya había contado con presentaciones en vivo de estrellas como Paul McCartney, su visita era ya obligatoria para cualquier turista que estuviera en la ciudad buscando siempre el poder encontrar a una personalidad famosa a escasos metros de ellos.

Pero no todo fue un cuento de hadas, tan importante se volvió esta marca que llego el momento en el que aquellos dos fundadores pelearon por ella en un tribunal en 1982, consiguiendo cada quien mover su propio territorio para expandir el éxito que habían tenido: Desde el primer establecimiento en Estados Unidos hacia el oeste se creó Morton’s Hard Rock America Inc. y en su opuesto hacia el este, Tigrett’s Hard Rock Cafe International.

Cada quien compitiendo con nuevas aperturas desde Los Angeles y Nueva York respectivamente (Morton’s y Tigrett’s) logró ganar su propio mercado utilizando el legendario emblema. Pero no fue si no hasta que un grupo de entretenimiento de Londres ofreció comprar completo el negocio de Tigrett’s por un valor de cien millones de dolares, que la empresa comenzó a contar con un gran crecimiento en el número de sus establecimientos, el éxito acompañaba a la marca a donde quiera que iba.

Durante la década de los 90’s la marca decidió aprovechar su potencial y diversificarse hacia sectores como el turístico y juegos al azar creando el primer Bar Rock Hotel y Casino en Las Vegas, un punto de partida clave para posicionarse y liderar el mercado.

Hoy en día esta leyenda parece no tener fin, su crecimiento y conquista de nuevos lugares sigue avanzando, contando con mas 191 establecimientos, Hard Rock Café se convirtió en parte de nuestra historia.

Escrito por Adrián Flores, CEO y Co-founder de GOIN!

Si te gustó el artículo y te gustaría que publiquemos más historias similares, da click en el corazón verde.

Si te gustaría compartir una historia a través de nuestro blog, escríbenos a hola@goin.mx

Like what you read? Give GOIN! a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.