¿Qué mejor momento que hoy para sorprenderlos?

¿Qué tenemos hasta ahora?, las personas han perdido la confianza en el periodismo lo etiquetan como “mentiroso/ manipulador/inútil/vendido” etc. Los periodistas son perezosos y su información carece de calidad. Mucha cantidad y poca calidad. La información se ha vuelto mercantil y se han dejado de preguntar lo que verdaderamente importa ¿Qué es indispensable? Para preguntarse ¿Qué es lo viral, lo que vende y lo fácil? (admito que capaz estoy siendo muy crítica y general, mis disculpas pero sinceramente cuando veo que la tapa de los diarios webs es el nuevo make up de Kim Kardashian me dan ganas de morir) Y esto no termina acá, porque no solo hay una mala praxis si no que también la información es gratuita por lo tanto los periodistas deberían poder brindar algo diferente, algo que si no se sabe por ellos no se podría saber, deben buscar una diferencia y explotarla, que esa diferencia sea el valor añadido de la información, de su trabajo. Que puedan aportar el carácter profesional porque si no corremos peligro de que nos pongan en el “mismo escalón” que la persona x que tiene un blog en Internet y escribe noticias.

El periodismo es un materia altamente manipulable, “el que controla los medios controla el poder” pero esta creencia pudo haber funcionado un tiempo porque ahora el público esta despierto, es critico, “no se traga todo lo que ve” es más, algo que lo caracteriza es que “desconfiá de todo lo ve”. El público tiene una mirada negativa hacia los medios, por lo tanto no se hasta que punto él qué controla los medios controla el poder. Ahora el monopolio de la información creo que esta volcado en las redes sociales, que manejan información de los usuarios y lo conocen estableciendo algoritmos como lo hace Google, para mi hoy es “el que controla las empresas informáticas controla el poder”. El tipo de información que hoy le interesa a los que quieren controlar: al Estado, los políticos y las empresas. Se encuentra allí. A mi parecer creo que no hubo mejor momento para que aprovechemos y cambiemos que hoy: Tenemos una mala mirada de parte de ambos lados: la comunidad y el Estado. “Nuestra” información puede ser ejercida por cualquiera y es gratis. La información mercantil también se encuentra cuestionada. La información que quieren poseer, que quieren controlar, no esta en nuestra manos. Los ojos no están puesto mucho en nosotros, o mejor aún, nadie espera mucho de nosotros porque siempre terminamos haciendo lo mismo. Por eso ¿Qué mejor momento qué hoy para sorprenderlos?

Like what you read? Give Gabriela a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.