¿Quién es Cheton? y ¿Quién es Gabo?

Cheton: I parte

Un niño que creció bajo el cuidado de Analive su madre adoptiva, una señora llena de amor, luchadora como ninguna otra, y sobre los hombros de Gabriel su tío adoptivo, quien con el pasar de los años sería lo mas cercano a un papá.

Un veintiún de noviembre del año noventa y cinco, día en el que ese niño llegó a sus vidas. Pero no fue ese el momento, en el que lo bautizarían como Cheton, ese día decidieron llamarle Juan Gabriel. ¡Valgame Dios! Pero dicen que un poco más tarde ese nombre adquiriría un gran significado para él, especialmente el segundo: GABRIEL.

Cuentan las personas que lo conocieron, que desde nacimiento era un poquito robusto y al llegar el día de su cumpleaños número uno eso había cambiado… Sí, era un niño muchísimo más regordete.

Las personas a su alrededor cambiando sus voces y modificando palabras, el lenguaje que usualmente se usa para platicar con los bebés. (Un lenguaje con retardo de habla diría Gabo). Justo así su hermana modificó la palabra “cachete” y en su balbuceo se logró escuchar algo así; “chetito.” 
Esa insignificante palabra, comenzó a usarse en su hogar en modo de cariño, haciendo referencia a sus enormes y gordos cachetes.

Un tiempo después, no podría decirles con exactitud pero solo sé, que chetito se convirtió en Cheton, ya esto no era algo tan referente a sus cachetes ya que desde la edad de cinco a diez años fue un poco escuálido. Pero para él esa palabra, se convirtió en más que un simple seudónimo. Según cuenta un señor de cabello largo y rizado, a la edad de cuatro años, él mismo se presentaba como:

‘Cheto Gallel’ - (Cheton Gabriel).

Y mas o menos así fue como Juan Gabriel, pasó a ser Cheton. Ya no eran únicamente sus familiares quiénes lo llamaban así, sino que también lo hacían todos los habitantes de su pueblo…

Gabo: II parte y final.

Los recuerdos de Juan Gabriel, son un poco mas claros tiene imágenes muy gráficas en su memoria. Fue en el año noventa y nueve, lamento decir que no tengo el dato exacto de fecha ni mes, pero se sabe que fue casi pasadas las 3:00 pm porque dónde él vivía, solo había un bus que salía a las 6:00 am y regresaba a las 3:00 pm. Fue este bus el que trajo a su vida un señor, de 1:80 cm, con botas vaqueras, jeans, bigote y un cabello rizado que le llegaba a los hombros. ¡vaya moda la de los 90’s!

Analive quién es su mamá, le presentó a este señor como su ‘padre biológico’ así nomás, sin anestesia, a un niño que había crecido con su tío Gabriel como figura paterna, un señor taciturno, pero muy cariñoso, que lo montaba en sus hombros, mientras trotaba y relinchaba como caballo, en este preciso instante, puedo escuchar las carcajadas de ese niño en los hombros de su tío, quién a la vez supo ser estricto en los momentos que debía serlo.

Seguramente después de aquella precipitada presentación Analive
soltó su típica frase; ¿¡Le sirvo café!? Porque en esa casa, eso es lo primero que se ofrece cuando una visita llega, y todo necesitaba fluir con "normalidad." Aunque nadie tenía previsto el acontecimiento que sucedió ese día. Ya que en aquella época los medios de comunicación no eran tan accesibles, y se sabía que llegaban visitas hasta el momento en el que los perros comenzaban a ladrar.

Mas tarde el padre de Juan Gabriel, (el biológico) saco dos carros de juguete, iguales de “modelo” pero en distinto color, uno rojo y otro azul, lo puso a escoger y seguramente se quedó con el rojo, el otro era para el hermano mayor, quién claramente no es su hijo pero igual recibió regalo, la hermana fue la que debió quedar por fuera, pero es entendible un señor que iba a conocer a su hijo en su mente solo podían haber dos opciones de regalo; carro o bola, y ninguno era lo bastante femenino, así que olvidemos a la hermana.

Varios meses después, fue llevado a Guanacaste a que conociera a sus abuelos biológicos, Juan Gabriel había crecido llamando 'abuelos' a los vecinos mayores que viven frente a su casa.

A pesar de su corta edad, él tenía muy claro el significado y diferencia entre: familia biológica y familia de crianza. Y por supuesto estaba emocionado por conocer a sus abuelos, tíos y primos paternos. En el primer instante supo que debía usar su nombre de pila y no el seudónimo de casa, algo le decía que era muy autóctono y acá no iba a tener significado. En su niñez siempre se presentó como; ‘Fuan Grabiel’, no era porque tuviera dificultad de habla, sino porque no estaba familiarizado con el nombre, e inconscientemente se le quería escapar su alias, en silencio tuvo que darle a este problema, algo de tiempo para poder adaptarse a su propio nombre.

Yo, personalmente no les sabría decir cuándo o dónde, pero sé que fueron dos de sus primas quiénes empezaron a llamarle ‘Gabo’ y a él le agradó… Era otra parte de su familia, era un nuevo seudónimo. Y No tenía que escuchar ese nombre: Juan, que tanto le molestaba, porque nunca se acostumbró, Gabo le hacia referencia a Gabriel, un nombre que con mucho agradecimiento y orgullo llevaba.

Like what you read? Give Gabriel Núñez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.