El primer placer.

Si hay algo que me gusta a mí, desde que lo recuerdo, es cuando disfruto muchas cosas al mismo tiempo, o cuando las encuentro en el mismo lugar. Después de haber pasado varias veces viendo películas con mi mamá cuando era niña, siempre repetía las mismas. ¿Cuáles? Los musicales. Empecé así, viendo “The Sound of Music” y encontrando como resultado que quería cantar, bailar y actuar como todos en ese filme. Al poco tiempo fui a obras teatrales y musicales de mi escuela, de la escuela de mis primos y amigos. Y al cabo del inicio de mi adolescencia fui al teatro, y cada vez me impresioné más. ¿Qué tenían ellos que me hacía vibrar de la emoción?

No lo sé, nunca lo he sabido, pero siempre que lo veo, sea en el teatro, en una película o en un video musical, siempre me siento igual. Me siento feliz. La realidad es que he tenido sueños frustrados tanto de bailarina como de cantante y de actriz. Pero siempre me han dicho algo, “tal vez no tienes la mejor voz o el mejor ritmo, pero tienes actitud”. Y me pregunto yo, ¿servirá de algo tener actitud? ¿O es talento? ¿O una mezcla de ambas?

Y entonces, me dedico a lo que me dedico. A analizar videos, obras y películas para entonces, en un futuro, juntar todos los tipos de placeres que me gustan y eventualmente, causar la misma emoción en alguien más. Así como alguien plasmo eso en mi. Música, baile, cine, actuación, canto, arte. Ustedes escojan, pero de todas maneras todos tenemos un placer como estos, ¿porque no nos gustarían todos juntos?

Pero ya, hablando en serio. Si pudiera decir lo que más me gusta de todo esto, de dedicarme al cine y espero algun día a los musicales o los videos musicales, sería la tendencia que marcan. Marcan una época, por el sonido, el ritmo, la vestimenta, los pasos. Todos los que lo vemos, queremos algo de ellos, ser ellos, hacer lo que ellos hacen, marcar tendencia como ellos lo hacen. Y para mí, que mejor manera de crearlo, que así.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated La amante de placeres’s story.