Amor presente

La mirada conmovida suplica que la lea
La boca en silencio grita que me quede 
Busca sincerarse y mostrarme su crudeza
El corazón florece desesperado
Para que ya nunca desconfíe de sus sentimientos.

La estructurada independencia se desmorona
La libertad me esquiva con cintura
Lo deseo, deseo el pecado que vive en la humedad de sus labios
Deseo el olor cálido de su piel
Deseo oír su voz susurrando la canción del amor eterno.

Ahora es mi corazón quién galopa 
Mi cuerpo magnético lo persigue
Un roce constante me pierde entre sus brazos
La fusión vuelve sagrado el encuentro
La alquimia es la piedra de nuestro amor.

¿Para qué hablar de correspondencia?
El presente tiene todo lo que necesitamos.

Like what you read? Give Gabriella Cammarano a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.