El diario de una comunicóloga

La coma, la pausa, el silencio, no se como empezar a hacer un ensayo, ni tampoco de que hablar al momento de estar en al aire en la cabina de mi escuela y mucho menos cual es la mejor foto para publicar o exponer, ya sea en Instagram, Facebook o Twitter, pero a esto me dedico, y me gusta. Mi hermano esta lo doble de seguro que terminare no haciendo nada con esto, y muchas veces las personas creen que en sí comunicar lo hace cualquiera, tomar una foto por Dios! eso hasta un bebé de 5 años, ¿cuál es la pequeña diferencia?, todo esto lo asimile con el tiempo, esos espacios entre cada segundo ahí entramos, nadie se da cuenta, somos las primeras personas en llegar a un evento y las ultimas en irnos, pasar horas estando editando para tener la foto perfecta, saber todas las teorías de comunicación y mas de 27 autores que explican teorías para que el mensaje llegue bien al receptor, quemarte la cabeza en crear cosas diferentes que la gente no conoce y darlas a saber, pasar hasta la 3 de la mañana para grabar, con un cigarro para no dormir y seguir. Comunicar no solo esta en mi, sino en todos, perfecta ortografía, saber significados, poner las palabras perfectas para que todos los días salga una nueva noticia y se de a conocer como quieras darla a conocer, subir a la roca mas alta para hacer la mejor toma, y lo mejor aún , que una premisa se convierta en la portada de un libro, película,cortometraje o revista. Nosotros somos los creadores que existen princesas, villanos, cuentos felices y los tradicionales <<Había una vez>>… Mi hermano esta vez se equivoco, porque gracias a mi bella carrera, el y yo tuvimos la mejor infancia, en creer que existen finales felices, yo aún lo creo, solo que ahora le daré lo algo diferente…

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.