Mr Robot: Los piratas ya no buscan tesoros en el mar

Los avances tecnológicos se han vuelto una parte esencial de nuestras vidas. Para entender por qué, solo basta con mirar a nuestro alrededor y ver que en todo momento y contexto estamos rodeados por ella; internet, las redes sociales, la conectividad y los dispositivos móviles. Todos nos llevan a un mundo cada vez más conectado, lo que ha generado un importante cambio en nuestra forma de relacionarnos y de comunicarnos. Es algo que no podemos evitar, sin duda es algo que siempre estará presente para hacer nuestras vidas más sencillas.

Todas estas herramientas han hecho que las nuevas generaciones se lleven cada vez mejor con la tecnología, que lleguen a usarla casi por instinto y que manejen un amplio conocimiento tecnológico a temprana edad. Este fenómeno puede ser tanto positivo como negativo; positivo en el sentido de que la tecnología se ha vuelto un aporte en materia educativa, y negativo por los altos riesgos que se corren al exponer tanta información en la red.

La información es poder, y todo poder conlleva una gran responsabilidad. Tal vez esta frase te suene conocida y tomes un poco a broma lo que te digo, pero creeme que en este mundo interconectado no sólo encontrarás personas que están ahí por ocio. Existen individuos peligrosos que como en todo ecosistema, utilizaran sus ventajas para cazar tus datos y poder sacar beneficio de ellos.

Los hackers

Porque los piratas ya no llevan parche en el ojo y surcan los mares en busca de tesoros, ahora son más inteligentes y no necesitan más que un ordenador y acceso a Internet para hacer de las suyas.

Actualmente utilizamos ese término para llamar a una persona experta en informática, que se dedica a intervenir o realizar alteraciones con buenas o malas intenciones en la red. Pero no creas que todos son completamente malvados. Como en toda historia sobre individuos con superpoderes hay varios tipos de hackers.

Sombrero Blanco

Los hackers de sombrero blanco buscan, descubren e investigan agujeros en la seguridad del software. Son, para entendernos, los buenos. Cuando descubren una vulnerabilidad la notifican a las empresa o la hacen pública para que así el agujero pueda ser parchado y evitar los ataques de otro tipo de hackers.

Sombrero Negro

Este grupo de hackers son los malos de la película. Buscan las fallas de seguridad del software y las aprovechan en su propio beneficio. Si encuentran un código cerrado, lo abren por la fuerza. Si tienen un software entre sus manos lo inspeccionan una y otra vez hasta que encuentran el agujero por el cual puedan entrar y empezar a hacer daño. En otras palabras, éstos son los que roban datos, contraseñas, emails, números de tarjeta de crédito o tus claves de acceso al banco, para después poder vender esa información al mejor postor.

Sombrero Gris

Quizás sean los más interesantes, como todo antihéroe transitan entre el bien y el mal. No son tan malos como para robar tu número de tarjeta de crédito y dejarla seca pero tampoco son tan altruistas como para no esperar nada a cambio si descubren un agujero de seguridad en un software.

¿Por qué escribí todo ésto?, o la pregunta más importante: ¿por qué sigues leyendo ésto? No hay que ser adivinos o tener una habilidad para darnos cuenta que este tema es más interesante y ha ganado popularidad en mucha gente.

Sam Esmail es una de esas personas, una mente creativa que aprovechó el tiempo tecnológico que estamos viviendo para realizar una de las mejores series que pasó a ser de mi top 5 para toda la vida.

Mr. Robot

La serie nos muestra el mundo de Elliot, un chico al que no le gusta mucho la gente salvo algunas pocas personas. Él trabaja en Allsafe, una empresa de seguridad informática, y en sus momentos libres se dedica a hackear las redes sociales de todas las personas que lo rodean para saber cómo son realmente sin la necesidad de preguntarles, ya que siendo una persona demasiado introvertida, le cuesta demasiado trabajo relacionarse con gente nueva.

La empresa para la que trabaja es responsable de la seguridad de E Corp, está compañía es la responsable de que la economía de Estados Unidos siga en pie, si algo falla, todo se vendría abajo y la economía norteamericana sería un caos.

E. Corp, o como le dice Elliot “Evil Corp”, es atacada por un grupos de hackers llamados FSociety. Esta organización es liderada por Mr. Robot, que su principal propósito es dejar al mundo sin deudas. Elliot es el único que puede parar el ataque, pero no lo hace: los deja entrar porque ellos se lo piden y él accede porque cree en la causa de este equipo.

Durante toda la temporada tenemos el camino que nuestro protagonista tiene que recorrer con FSociety para terminar derribando las barreras que Evil Corp les pone y así poder liberar a toda persona de sus deudas.

Sam Esmail creador de Mr Robot, nos plantea algo poco visto en televisión hasta ahora, la historia de un hacker con delirios de grandeza, antisocial y con trastorno de la personalidad que quiere cambiar el mundo. Destructivo pero introvertido, vengativo pero sumiso, revolucionario pero ingenuo, un Eliot interpretado por un soberbio Rami Malek que deberá tener el reconocimiento por la crítica por mucho tiempo gracias a esta serie.

La serie innova en todos los sentidos, nos trae una narrativa engañosa, porque a pesar de que puedas pensar que eres cómplice de Eliot, ya que este platica contigo durante cada episodio como si fueras su “amigo imaginario”, muchas veces lo que hace Elliot nos confunde y no sabes si creer o no en lo que te está diciendo. Eso es gracias a la forma en que el guión es desarrollado, prácticamente está hecho para volarte la cabeza en mil pedazos.

Pero, existen otros valores que se le suman a la producción para hacerla excepcional. Por ejemplo, la música, la fotografía, el simbolismo e incluso hasta los silencios son parte esencial para identificar esa cantidad tan importante de detalles positivos que envuelven estos diez primeros episodios. Gracias a estos componentes la serie nos da escenas con un alto valor diferenciador a cualquier serie que existe en la actualidad.

Mr. Robot es esa joya que trasciende, de esas pocas serie que no ves todo los días en Netflix y que nos recuerda a al cine de David Fincher. Les aseguro que con el tiempo las llamaremos “serie de culto”, como otras piezas que se han vuelto parte fundamental de la sociedad y de la industria del entretenimiento.

Para finalizar lo único que me queda por decir, aunque la serie sea maravillosa… Los hacker y los métodos utilizados son una realidad. Cuidar la información personal es un compromiso que debemos tener de por vida.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.