El primero de 3…

Qué rápido pasa el tiempo, la verdad. Esto de avanzar en trimestres hace que todo vaya muy deprisa, creo yo. Cuando menos me di cuenta, ya estamos en diciembre del 2016, hace tan sólo 11 meses tomé la decisión de querer formar parte de la industria de los videojuegos, y tengo que admitir que ha sido una gran decisión.

¿Qué he aprendido durante este año? Siento que me han enseñado más que en todos mis años de educación juntos, no porque sea un cabeza hueca (ok, sólo un poco) si no porque me han transmitido información que realmente me va ayudar para el futuro, aunque sea para lo que me quiero dedicar. De hecho, este trimestre he creado mi primer videojuego, no la gran cosa, pero es algo que puedo llamar propio. Creo que este trimestre es un parte aún más grande que los 3 anteriores, ya que si no disfrutas haciendo tu primer juego, por sencillo o malo que quede, es que tal vez esta no sea tu carrera al final del día. Es padre jugar y todo, pero todo el trabajo que hay detrás de un juego, no debe ser nunca subestimado. Por lo mismo digo que aunque el juego no fuera la octava maravilla, aún lo hiciste tú mismo.

También he aprendido que si quieres hacer tema de conversación con alguien que este completamente fuera del contexto de diseño de juegos, o juegos como tal, es mejor no decir abruptamente “Soy diseñador de juegos”, ¿ por qué? La gente inmediatamente te pregunta si haces Mario Bros. (el nombre puede variar de pronunciación y tono), o algún otro juego ya conocido. Después de contestar la pregunta, ya no les queda más que preguntarte al respecto, y no por desinterés, sino porque hasta ahí llega su conocimiento del tema de juegos. Ahora bien, nuestro profesor de Diseño de Juegos, Jacinto Quesnel, nos ha dicho que la carrera bien se podría llamar “Arquitectura de experiencias lúdicas”. El otro día se me ocurrió poner este nombre en práctica, a decir verdad, la gente se abre más al tema. Obvio los videojuegos quedan de segregados, pero hay más interés por saber como le haces para que las cosas se vuelvan divertidas de cierto modo. Ya después puedes ir explicando como todo eso forma parte de los videojuegos, lo vuelve más digerible… creo.

Like what you read? Give Gerson Luis Mastachi Ram a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.