El intendente que apuesta a las carreras

Q uincy Point es un barrio de Quincy, ciudad del estado Massachusetts, Estados Unidos. La denominación no llama la atención de nadie por estas tierras. Sin embargo, este fin de semana ese nombre del país del norte comenzó a hacerse conocido porque apareció ligado a un intendente entrerriano, quien no oculta su pasión por las carreras de caballos.

Este sábado un potrillo llamado Quincy Point debutó y se llevó la victoria en el clásico Independencia que se corrió en el Hipódromo de Las Flores, en Santa Fe. El caballo es propiedad del intendente de Santa Elena y ex presidente del Instituto de Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper), Silvio Moreyra (FpV). El mandatario municipal fue, además, “representante” del Gobierno de Entre Ríos en el monitoreo de la obra del Centro de Medicina Nuclear de Oro Verde.

La carrera se disputó bajo la lluvia y con la pista de 1400 mts convertida en un lodazal. Según informan los medios especializados de Turf, Quincy Point, bajo la orden del jockey Daniel Díaz, ganó por el hocico a Synoptic en una ajustada carrera. La marca fue de 1 minuto 15 segundos 94 centésimas (1:15.94). En los festejos estuvo el intendente Moreyra acompañado por su joven hijo Víctor, que es Coordinador de Obras Públicas del municipio; el jockey y el veterano y reconocido entrenador Juan Carlos Nieva, entre otros.

El sitio oficial del hipódromo reprodujo una entrevista a Víctor, el hijo de 21 años del intendente de Santa Elena, quien recibió el premio como uno de los propietarios de Quincy Point: “Me gustaba mucho la sangre y me incliné por eso. Fuimos en búsqueda de Quincy Point y, además, sumamos una hija de Catcher In The Rye. Mi viejo me dio la libertad para optar entre varios productos”, dijo el joven con el trofeo en mano.

En la localidad del norte entrerriano era un secreto a voces el interés que despierta el turf en el jefe comunal, e incluso algunos hablan que ha invertido una buena suma de dinero en la compra de caballos de competición. Ahora aparecieron las fotos que confirman que el intendente apuesta por el turf, uno de los deportes más costosos del país.

En el ambiente de la alta competencia del turf suelen llamar a los caballos con nombres anglosajones –aunque no faltan los que se animan a rótulos más corrientes-. En busca de otorgarle más valor al animal, es común que se haga referencia a la familia de la que provienen.

En este deporte la línea sanguínea suele ser tomada como otro factor clave para obtener victorias. La genética animal, además, se paga muy bien en el mercado. Al parecer, eso fue lo que sucedió el sábado último en Santa Fe, cuando el potrillo -cuyos padres son pura sangre- perteneciente del jefe comunal del norte entrerriano se alzó con su primer triunfo.

Quincy Point es hijo de un pura sangre llamado Pure Prize (nacido en Estados Unidos) en cruza con Queen Joy.

Además de ese potrillo, a Moreyra también se le adjudica la propiedad de Sin City y del zaino Kiran. En los registros de carreras se indica que Kiran es hijo de Exchange Rate y Key To Time y que, al igual que Quincy Point, representa los colores del Stud M. M.

El equipo Stud M.M se distingue por los colores azul y amarillo. Tanto Quincy como Kiran son preparados por Juan Carlos Nievas, un hombre de 71 años, que tiene su caballeriza en la localidad de Oro Verde.

Entre Ríos Ahora intentó comunicarse sin éxito con el jefe comunal para consultarlo sobre la cantidad de caballos que posee. Por ahora, sólo están confirmados como de su propiedad tres caballos, Quincy Poin, Kiran y, como admitió el hijo de Moreyra, la hija de un padrillo llamado Catcher In The Rye, nombre que en español se traduce como “El Guardián entre el centeno”, en referencia a la novela del escritor estadounidense Jerome D. Salinger.

En noviembre de 2016, el zaino Kiran ganó con comodidad en San Isidro el clásico Embrujo, de 1600 metros, césped.

Poco después de aquella victoria, en una entrevista al sitio TurfDiario, en diciembre de 2016, Nievas contó: “A Kiran me lo trajo de potrillo la familia Moreyra, ellos tienen colores de Concordia, pero son de Santa Elena, muy buena gente a la que le cuidé muchos años y siempre estaré agradecido”.

Al igual que Moreyra, existen otros dirigentes ligados a la cultura hípica, aunque evitan hablar cuánto invierten en esa pasión. Dos de los más conocidos son dirigentes gremiales a nivel nacional: el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo y Andrés Rodríguez, secretario general de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

En Entre Ríos también se mencionó en su momento que los diputados oficialistas José Allende y Ángel Vásquez contarían con caballos de competición. Este último, por caso, impulsó en 2014 la aprobación de un proyecto para regular la actividad hípica en el territorio entrerriano.


Like what you read? Give Gonzalo Núñez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.