Lo que celebro en mi cumpleaños…

Primeramente me gustaría agradecer a todos los que se tomaron un momento del día de ayer para felicitarme, ya sea por redes sociales o personalmente. Cumplo 22 años de vida que se derivan en muchos más meses, días, horas, minutos y segundos que se van acumulando y que van acumulando.

Sin embargo, creo que celebrar la vida en años no me permite recordar y disfrutar todo lo que en este rango de tiempo ha ocurrido. Debemos celebrar cada momento, los cuales deben de ser aprovechados al máximo, no solo para superarme, sino también para descansar, aprender, “aprehender”, reir, convivir y más.

Entonces debo decir que el día de ayer no celebré la vida, lo estoy haciendo.

Tampoco celebro las experiencias que he ganado, viene a mi mente en “The Big Bang Theory” donde Leonard comentaba que en su familia no celebraban los cumpleaños, sino los logro. Hasta cierto punto tienen razón, desde entonces también me enfoco de celebrar mis logros cuando los cumplo, no de manera anualizada.

No quiero que crean mi cumpleaños no es mi día para celebrar, sino que mi meta es tener algo que celebrar todos los días.

Para mi, y lo he comprendido hace unos cuantos años, lo más importante son las buenas personas que he conocido a lo largo de mi vida, esa es mi unidad de medición más importante y la cual me gustaría acumular a lo largo de mi vida. Eso lo debemos celebrar muy en serio, porque van mas allá del tiempo, de la biología y de la vida, ellos nos celebrarán cuando ya no estemos, cuando ya no cumplamos años.

Entonces, dicho lo pasado, les comparto mi mayor motivo de celebración para el día de ayer: EL HABER CONOCIDO A MIS PADRES.

El 18 de Abril de 1994 alrededor de las 2 de la mañana, conocí a quienes serán las personas más importantes de mi vida. Son, quienes hasta el día de hoy, los que me han apoyado con su amor (con todo lo que esto implica) y serán con los que yo sé que contaré por mucho más tiempo.

Cada 18 de Abril celebro algo más que una amistad y un lazo biológico: celebro su amor. Hago un recuento de las diferentes etapas de mi vida, de cada recuerdo valioso que viene a mi mente en su compañía.

¡FELICIDADes Papás!

Pero también, en este año en particular me di cuanta que hay otra cosa que celebrar: a las personas que se toman un poco de tiempo para felicitarnos y celebrarnos.

¡FELICIDADes AMIGOS!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.