La importancia de la crianza

Desde hace cientos de años, cuando el ser humano adaptó como compañero al perro, la crianza se ha convertido en una actividad cotidiana. Cada cultura y región geográfica dio origen a diversas razas que se fueron definiendo en razas.

Ninguna de las razas que hoy conocemos existió por generación espontánea: todas son producto del trabajo de crianza del ser humano. Es lo que se conoce como razas puras.

Todas las razas cumplen un propósito en particular: ya sea como compañía, apoyo en casa, cuidado de la familia o ayuda en el trabajo, todas las razas que conocemos existen gracias a que la crianza trató de atender las necesidades de sus respectivas regiones.

Existen voces que buscan que la labor de crianza desaparezca, lo cual sería contraproducente, pues evitaría que las razas se adapten a las necesidades de su entorno y, por lo tanto, limitaría sus posibilidades de sobrevivir.

Todas las razas tienen un propósito en particular y la buena crianza busca conservar aquellas cualidades especiales en los perros que representan a cada una de ellas.

Por supuesto, como en toda actividad humana, existen especialistas que se dedican a la crianza profesional pero también personas sin preparación ni ética que buscan lucrar con crías de perros no aptos para su reproducción. Diferenciar a unos de otros se ha vuelto cada vez más difícil.

Existen aquellos que dedican su vida a preservar una raza pura y que conocen todos los obstáculos que hay que sortear día a día: los montos de inversión que hay que destinar a reproducción, alimentación, exposición, veterinaria, higiene, embellecimiento, Instalaciones, transporte, entrenamiento y un sin fin de necesidades más que cuando están cubiertas de manera responsable y profesional logran ejemplares sanos y que representan dignamente cada raza.

No toda la crianza es furtiva. Es una actividad digna, honesta, necesaria y amada por muchísima gente. Gracias a la crianza la gente puede contar con perros sanos y con altas expectativas de vida desde su nacimiento.

Te invitamos a que busques más información de la labor de crianza y la manera en que ha ayudado a la salud del mejor amigo del ser humano durante miles de generaciones.

En cuestiones de salud y bienestar, puedes acudir a nosotros en Happy Can Camp para que nuestro equipo de veterinarios y cuidadores te asesoren en cuanto a los cuidados que debes tener. Recuerda que estamos en el 222 644 1275, en la página web happycancamp.com, así como en Facebook y Twitter.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.