El talento no existe

Gracias por leer mi Newsletter. Hoy te propongo que apliques esta valiosa idea de liderazgo de uno de mis libros favoritos, en tu vida diaria.

El libro que elegí esta vez, es: Mindset de Carol Dweck.

Son sus ideas, con mis palabras.

Si te gusta mi trabajo, visita el sitio de mi proyecto de los sábados y dime que piensas. Con él quiero ayudar a mejorar el desempeño de los equipos de trabajo sin cursos ni capacitaciones.


Busca personas con mentalidad de crecimiento, no gente talentosa

En cuarto grado nos tenían categorizados. Los flojos, los trabajadores, los listos, los tontos, los deportistas, los estudiosos, los buenos en historia, los malos en matemáticas, etc.

Mi maestra tenía una mentalidad fija. Pues para ella:

  • Nuestras habilidades eran innatas.
  • Un buen niño debía buscar aprobación de los mayores.
  • Los errores y las respuestas incorrectas eran inaceptables.
  • Un niño listo no necesitaba esforzarse para aprender.

No creo que nuestra maestra fuera mala. No puedo culparla, así era la mentalidad popular en esa época. El problema es, que algunos líderes siguen teniendo esta mentalidad en pleno siglo XXI y eso ocasiona la mayoría de los problemas organizacionales.

Por ejemplo, si siempre buscas gente “talentosa” y esperas que tus equipos sean implacables en su trabajo desde el día 1, posiblemente te enfrentes a grandes retos, si hay reajustes organizacionales, momentos de crisis o competencia intensa.

Porque al intentar resolver esa clase de problemas con una mentalidad fija, terminas golpeándote con la pared. En cambio, con una mentalidad de crecimiento los obstáculos no son cosas para evitar o ignorar. Son oportunidades para crecer y mejorar.

Los líderes con mentalidad de crecimiento, saben que el talento innato no existe y que cualquier habilidad puede aprenderse, sólo se necesita práctica y la oportunidad de equivocarse para aprender de los errores.

Toma acción

Es imposible cambiar de mentalidad de la noche a la mañana. Pero es suficiente adoptarla en ciertas situaciones clave para tí y tu empresa. Para dar los primeros pasos, haz esto:

  1. Deja de buscar culpables. Ninguna innovación puede implementarse y ninguna nueva habilidad puede adquirirse si sentimos miedo de cometer errores. No te culpes y no culpes a los demás, eso facilitará las cosas.
  2. Discute constructivamente y crea planes de acción. Desarrollar una mentalidad de crecimiento es una gran oportunidad para buscar ayuda en los demás, hablar sobre los errores y hacer planes concretos para cumplir tus metas.

Consigue el libro

“Mindset es un libro que discute las diferencias entre las personas con mentalidad y aquellas con mentalidad de crecimiento. El propósito de la autora es demostrar que podemos lograr cualquier meta si tenemos la mentalidad correcta.

Consíguelo en Amazon

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.