¿Qué pienso acerca de la cerveza?

An amazing Weizenbock

Cerveza, una bebida que generalmente está compuesta por 4 elementos. Estos elementos son agua, levadura, lúpulo y malta. En algunos casos la cerveza tiene otros componentes (Adjuntos) que se le adicionan a la cerveza, y en otros casos particulares, algunos componentes se reemplazan por otros como un estilo antiguo de cerveza, que en vez de usar lúpulo usan una combinación de hierbas llamada “Gruit”.

Con estos elementos, el cervecero puede crear muchos estilos diferentes de cerveza. Cada vez que degusto cada una de estas cervezas imagino que estoy visitando un paisaje diferente, y el vehículo con el que me muevo a través de estos paisajes son mis papilas gustativas.

Existen paisajes maravillosos así como también existen paisajes poco emocionantes pero que nos parecen familiares. Las cervezas tipo Lager de producción masiva, son las que nos recuerdan a estos paisajes familiares por los que algunas veces debemos transitar. En otros casos estilos como cervezas tipo Flanders se convierten en una aventura dentro de una jungla: salvaje y sorprendente.

¿Qué pasa si combinamos la magia de la cerveza sobre los alimentos? Cosas aún más sorprendentes empiezan a ocurrir. El cuarto de un palacio empieza a fluir con vida y sabores empiezan a danzar en la habitación, y en algunos casos, una caminata a través de una ciudad se convierte en el epicentro de un terremoto. Una comida junto a diferentes cervezas puede llenarnos de experiencias maravillosas y de igual forma algunas experiencias pueden ser destruidas debido a una mala combinación de sabores, o como es llamado profesionalmente, a un mal maridaje.

Comencemos con este maravilloso viaje en el que vamos a tener distintos maridajes y ante todo, explorar el mundo de las cervezas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.