De la creación a los escombros

Hoy vi las posibilidades de cerca. En una de esas, estaba en un estudio similar al de Francis Bacon. Él encima de un montaña de papeles, desechos de algunas pinturas, fracasos que había posibilitado alguna de sus obras. Orden que demostraba que su caos solo era la antesala de la “acción creadora”. Ironía. Creo que me gustaría un estudio así, siempre y cuando no existiera la condición de que de allí tuviera que salir algo. No me siento más viva que cuando, al crear, destruyo lo creado. Placer que se puede repetir sin agotarse. No es apología de la destrucción sino de la búsqueda que no se detiene y que, al encontrar o no, sigue en movimiento. De nuevo: la búsqueda como movimiento a pesar de sus inevitables hallazgos. He allí mi movimiento preferido, el de la espiral:

De la creación a los escombros, posibilidad.

Vanidad de quien crea y destruye, sensación.

Like what you read? Give Escritura fallida a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.