Llamáme, buscáme porque mi nombre me encanta

Un joven enamorado dijo una vez: no hay nada mejor en el mundo que oír tu nombre dulcemente pronunciado por tu amada, eso supera inclusive a la melodía más bella del mundo.

Refiriéndonos al ámbito de las marcas si oímos nuestro nombre, seguramente nos sentiremos importantes y reconocidos porque nos identifican y nos están solicitando, en ese hecho en particular se comprueba la importancia de contar con una denominación adecuada de marca que transmita originalidad, autenticidad y suficiente garantía para enamorar a un potencial cliente o consumidor.

El proceso de pensar y crear nombres se llama “Naming” y constituye una etapa fundamental para la consolidación de tu empresa o negocio.

Tu nombre es tu identidad, es la presentación de tu producto o servicio en el concierto de las marcas. Es tu sello personal e integra lo que te hace distinto de los demás.

Existís, estas acá y deben desearte

Si tenés un buen producto o servicio, o si estás pensando en ofrecer algo diferente y muy bueno más vale que tengas un buen nombre que te defina y te distinga.

Si tu nombre de marca va acompañado de una estrategia de marketing adecuada es muy probable que figures en los primeros lugares del ranking de búsqueda, en internet.

Características de una buena denominación de marca

En Delagran consideramos que estas son algunas de las más importantes.

- Tu nombre debe sonar agradable: cuando estés pensando en una opción de nombre para tu marca considera uno que suene bien al oído. Hacé el ejercicio, pronunciá varias veces ¿Te convence?

- Debe significar algo: a veces el nombre que elegiste suena muy agradable, pero no basta con eso. Se debe buscar un nombre que signifique algo, en lo posible que cuente parte del servicio o del producto que pensás vender.

Un nombre claro: cuando creás un nombre omitiendo letras o combinando con otras palabras, corrés riesgo de que no te entiendan o que tarden en entender lo que realmente significa.

- Un nombre sencillo: si estás muy compenetrado con tu área de trabajo manejas todos los términos técnicos y eso te lleva a querer elegir una denominación muy propia del rubro. No recomendamos que te dejes llevar por algo que solo vos conocés muy bien.

- Un nombre atractivo y encantador: otras veces no resistís la tentación de usar tu nombre propio o tus iniciales para tu proyecto. Pero cuando se trata de nombres creados con siglas hay que tener ciertos cuidados, debe ser atractivo visualmente y sonar bien.

- Un nombre registrable: es fundamental que superes esta operación de verificación, a veces se da el caso de que cumpliste con todos los requisitos o cualidades de un buen nombre, pero no podés registrarte. Por esta razón es esencial realizar una investigación de mercado, de cómo se presentan otras empresas de tu rubro que ofrecen productos similares a los que vos querés ofrecer.

Especialistas en “Naming”

En Delagran contamos con toda la infraestructura y dedicamos el tiempo recomendado y necesario al proceso del “Naming”. Nos aseguramos de hablar con el cliente para definir hacia dónde quiere apuntar con el producto o servicio, sobre qué sentimientos o ideas quiere transmitir y en qué se quiere diferenciar del resto. Una vez recolectada esa información básica arrancamos con el proceso cumpliendo siempre todas las etapas. El primer paso en la creación de nombres consiste en la investigación exhaustiva del mercado. Es relevante saber cómo se presentan otras empresas similares y cómo se denominan.

Como resultado presentamos a nuestros clientes una lista de opciones totalmente testadas y seleccionadas, generalmente nuestras propuestas de nombres ya fueron verificadas para su registro, también vemos la disponibilidad de los principales dominios para su compra.

Esperamos haberte aclarado algunas dudas, transmitiéndote nuestra experiencia Delagran sobre el valor del “Naming”.

Visitá nuestro fan page en Facebook para ver nuestros trabajos de “Naming” www.facebook.com/ideasdelagran o a nuestro sitio web www.delagran.com