¿Jabones con Sosa?

Nos ganchamos con la onda saludable, empezamos a buscar alternativas para todo lo que contiene químicos e ingredientes dudosos, encuentras jabones naturales de hierbas, aceite de oliva, coco, WOW… luego alguien llega y te dice que esos jabones NO son la mejor opción… porque tienen SOSA!

Bueno, no creas todo lo que te dicen…He visto muchos jabones líquidos presumir que son “libres de sosa” y sí… Existen saponinas vegetales que pueden llegar a crear espuma, pero esa tecnología aún no esta lista para la producción en masa y de eso hablaremos otro día…

Veamos la reacción de saponificación:

triglicérido(Lípido ) + soda cáusticajabón + glicerina (no hay sosa por aquí)

La Sosa es sólo un medio que se utiliza para llegar a la saponificación, tu jabón natural NO TIENE SOSA, NO te estás bañando con sosa. De hecho te picaría y te ardería muchísimo si tu jabón tuviera SOSA!

La Sosa es un álcali, una base fuerte, tiene un Ph muy alto, eso es lo que lo hace corrosivo, el Ph que es muy muy diferente al nuestro. La Sosa debe tratarse con cuidado, no debe respirarse ni tocarse, es por eso que los jaboneros usamos guantes largos, máscara, bata y lentes. En mi opinión el proceso de saponificación merece respeto, NO es algo que debas estar haciendo en tu cocina y mucho menos usando instrumentos que usas para tu comida.

Un buen jabón debe estar bien formulado; debe tener la cantidad exacta de Sosa según el Índice de Saponificación de la grasa, ni más ni menos. El proceso e instrumentos de mezclado son también importantes para estar seguros que no queden trazas de Sosa en nuestro jabón.

Existen varios tipos de jabones.

  1. Los jabones hechos a partir del proceso en frío. Aceites que saponifican con sosa, sin aplicar calor extra. Deben de “curar” por varias semanas hasta endurecer. NO HAY SOSA EN EL PRODUCTO FINAL
  2. Los jabones hechos a partir del proceso en caliente. Aceites que saponifican con sosa o potasa. Se aplica calor extra en la saponificación y no se dejan reposar, ya que el calor deja el jabón neutro.
  3. Los jabones “de glicerina”. Bueno estos son bastante engañosos. Son los jabones transparentes, los que se hacen sólo derritiendo la base, agregas hierbas o aditivos al gusto y listo. Bueno la realidad de estos es que No sólo tienen glicerina, la mayoría contienen sulfatos y conservadores. Pide la lista completa de ingredientes.

Los jabones líquidos son otro tema, de hecho hay cosas en el súper que creemos que son jabones pero son sólo mezcla de detergentes sintéticos.

Los jabones del proceso en frío; que son los más comunes, son una excelente opción, y si los buscas completamente sustentables y con la fórmula adecuada a tu piel puedes ver la diferencia desde el primer uso. Si estás empezando a formular jabones o hacerlos en casa, lee bien sobre el Hidróxido de Sodio, las herramientas que necesitas y siempre saponifica en un lugar bien ventilado con todo tu equipo de seguridad.

En México ya existen marcas que ofrecen buenas fórmulas de jabones hechos con el proceso en frío, en Ahal ofrecemos varias mezclas y todas son libres de aceite de Palma y saponificadas con Manteca de Cacao, que es un sebo regulador natural que te ayudará a mantener la humectación que tu piel necesita.

www.ahal.mx

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Iliana Lo’s story.